Un ataque aéreo de la OTAN mató al menos a cinco rebeldes el jueves, según declararon algunos rebeldes, quienes agregaron que las fuerzas de Muammar Gaddafi mataron a cinco personas más en un bombardeo en Misrata.

Los rebeldes heridos fueron trasladados al hospital y uno de ellos declaró: "Fue un ataque aéreo de la OTAN sobre nosotros. Estábamos cerca de nuestros vehículos, cerca de Brega".

Algunos combatientes rebeldes estaban llorando de rodillas en el pasillo y uno de ellos dijo: "Los de OTAN son mentirosos. Tratan de ponerse del lado de Gaddafi".

Hasta el momento, la OTAN no realizó comentarios respecto de lo ocurrido.

Se trata de la segunda vez en menos de una semana que los rebeldes culpan a la OTAN de bombardear a sus camaradas por error. Alrededor de trece personas murieron en un ataque aéreo el sábado.

Un médico que había estado al frente de los equipos de ambulancias de los rebeldes dijo que se vieron afectados por un ataque del gobierno inmediatamente después del ataque aéreo. Un trabajador médico fue asesinado.

Luego del bombardeo realizado por Gaddafi sobre la zona de Misrata, el puerto debió ser cerrado, lo cual complicará el ingreso de suministros.

Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, expresó su preocupación por el deterioro de las condiciones de los civiles en Misrata, Zintan y Brega. Pidió el cese inmediato de todos los ataques contra la población civil.

Por su parte, Gaddafi hizo un llamamiento para un alto al fuego en la campaña y envió una carta al presidente de EE.UU., Barack Obama, quien la rechazó. "El señor Gaddafi sabe lo que debe hacer", declaró Clinton.

Agregar comentario