China está comenzando a poner restricciones sobre el trabajo de los periodistas extranjeros y les advirtió que podría expulsarlos si intentan cubrir las manifestaciones a favor de la democracia.

En una conferencia de prensa brindada el día jueves, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jiang Yu, acusó a algunos periodistas de generar problemas mientras cubrían las protestas pro-democracia.

Así, advirtió a los periodistas acusados de desacato que no pueden estar protegidos por las leyes de medios chinas, y agregó que, sin embargo, los periodistas que respeten las normas tendrán la protección de la ley.

De acuerdo a las nuevas restricciones de cobertura de las manifestaciones, algunos periodistas corren el riesgo de que sus visas de trabajo sean canceladas.

Maltratan a los periodistas

El domingo pasado, más de 16 periodistas fueron físicamente hostigados por la policía en Beijing, incluso un periodista estadounidense tuvo que ser hospitalizado luego de recibir una paliza brutal.

Los periodistas fueron a Beijing, precisamente a Wangfujing con el objetivo de cubrir una manifestación que había sido organizada en línea y pedía la presencia y apoyo de la gente para buscar la justicia y la reforma en China. Sin embargo, en el lugar no solo había manifestantes sino que también se podía observar una fuerte presencia policial.

Curiosamente, a partir de ahora los periodistas extranjeros deben solicitar un permiso oficial para realizar entrevistas y brindar informes desde las zonas de manifestación. Claro que pueden trabajar libremente en cualquier otro lugar de China, donde no suceda nada.

Agregar comentario