El súper comité que se había propuesto encontrar un plan para superar un déficit de 1.2 billones de dólares en 10 años, fracasó.

Patty Murray y Henry Reid
Patty Murray y Henry Reid

Los estadounidenses están pasando por momentos muy amargos, ello debido a que comienzan a sentir que las diferencias bipartidistas que se observan entre Demócratas y Republicanos impide se avance en una solución para salir de la crisis en la que se encuentra el país. Los desastrosos efectos del desacuerdo entre ambas facciones políticas se dieron a conocer por la senadora demócrata Patty Murray y por el republicano Jeb Hensarling recientemente.

El problema que impidió al súper comité llegar a un acuerdo se centró en las mismas diferencias de siempre, cuales son la imposibilidad de aceptar recortes sociales por una parte y el rechazo del alza a los impuestos por otra. De esta manera ya se reconoció no se llegaría a ninguna solución en el corto plazo y de antemano se dijo “el súper comité no tendrá una respuesta en la fecha estipulada”.

Para quienes no recuerden la finalidad de este comité de tipo especial, les recordamos había que planear la forma de disminuir el déficit de Estados Unidos en 1.2 billones de dólares (dentro de 10 años). Ahora que no se llegó a consenso se harán descuentos automáticos producto de la deuda (2013) y todo estará un poco más tenso que antes. El tiempo límite para conseguir una respuesta en materia económica vencía este miércoles 23 de noviembre, tiempo en que se podían tomar decisiones en la Oficina del Congreso para el Presupuesto del próximo año.

Lo realmente complicado para la política de Estados Unidos es que, antes de la creación de este comité, el público aprobaba la función del Congreso en un 9%, pero después de todo esto sin duda la opinión generalizada se hará saber y los porcentajes caerán aún más.

Obama emplaza al Congreso ante su fracaso

Luego del fracaso vivido por el súper comité, Obama sale a la luz pública advirtiéndole a los congresistas y senadores que vetará cualquier intento legislativo por aprobar recortes automáticos en gasto social para el 2013, pues su Gobierno ha tenido que actuar de emergencia, luego de la presidencia de George W. Bush, cuando las arcas nacionales estaban casi por el suelo.

Agregar comentario