Corea del Sur acordó hoy jueves entablar conversaciones militares con su rival Corea del Norte, lo cual constituye un movimiento positivo a fin de reanudar las conversaciones acerca del desarme nuclear.

Entre los temas que se pondrán sobre la mesa están el hundimiento de uno de los buques de guerra de Corea del Norte, ocurrido el año pasado, y el ataque mortal llevado a cabo en una isla de Corea del Sur.

Las tensiones entre ambas Coreas crecieron notablemente a partir de la revelación de Corea del Norte acerca de los avances en un programa de enriquecimiento de uranio, lo que abre una vía para hacer una bomba nuclear.

"El gobierno también planea proponer conversaciones de alto nivel sobre la desnuclearización", dijo el portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl, quién aseguró que Corea del Sur aceptó iniciar conversaciones preliminares con su rival, con el objetivo de luego comenzar a resolver asuntos sumamente serios.

Las autoridades de Seúl también expresaron que Corea del Norte debe demostrar sinceridad sobre la desnuclearización, según lo que acordaron en 2005.

Por su parte, Washington decláro que el diálogo entre ambas Coreas es un requisito previo indispensable para la reanudación de las conversaciones entre Estados Unidos, China, Japón, Rusia y las dos Coreas.

Pues tal vez sea momento de que las grandes autoridades comiencen a pensar solo en la paz y el bienestar de la población y dejen de lado resoluciones que poco tienen de inteligentes y reparadoras, sino que por el contrario, ponen en riesgo la seguridad de una gran cantidad de habitantes.

Puntaje: