Siria
Siria

Siria; Según datos extraoficiales las víctimas por utilización de armas químicas llegarían a los 1300. Pero esta lamentable noticia tiene muchos antecedentes que datan de más de un año, la comunidad internacional alertó más de una vez de que algo así se estaba cocinando en tierra siria. Veamos una triste pero real crónica de las armas químicas en Siria.

El 23 de julio del 2012 el propio régimen sirio reconoce tener armas químicas, y además amenaza con utilizarlas en el caso de alguna intervención militar occidental, pero no en habla nada de usarla en civiles ni mucho menos en su pueblo. Casi un mes después (20 de agosto 2012), el presidente estadounidense, Barack Obama, se pronuncia contra la amenaza y dice que si estas armas son utilizadas, Siria estaría cruzando una línea roja.

El 3 de diciembre del año pasado la OTAN y EEUU advierten al mundo de la existencia de estas armas, sugiriendo "una respuesta internacional inmediata"; un funcionario estadounidense alerta que en Damasco se estaría preparando gas sarín; Siria responde y deja claro que nunca las usaría en contra de su pueblo.

El 30 de enero de este año la aviación israelí bombardea un arsenal en la ciudad de Damasco en donde se presumía había armas químicas, esta acción se relaciona a las transferencias de armas israelíes a Hizbulá; el New York Times publica que este ataque dio con el foco de armas químicas y biológicas.

El 19 de marzo del 2012, el propio régimen de Bashar Asad y los rebeldes se acusan mutuamente de la utilización de armas químicas. (8 de abril 2012) La ONU prepara una comisión de investigadores pero Damasco rechaza dicha misión. Ese mismo mes (25 de abril) Estados Unidos se pronuncia y dice que el régimen sirio probablemente ha utilizado armas químicas, pero que sus investigaciones no son concluyentes, lo que no les da la certeza de que Damasco haya cruzado la línea roja.

El 29 de mayo 2013, el Reino Unido alerta a la ONU de la utilización de armas químicas en Siria. (4 de junio 2013) el ministro francés Laurent Fabius basándose en muchas fuentes (entre ellas las evidencias periodísticas publicadas en Le Monde) afirma categóricamente “hay gas sarín”.

El 13 de junio de este, año, la Casa Blanca se pronuncia al respecto y dice que “se ha cruzado la línea roja”, y acusa directamente a Asad de haber usado gas sarín; mientras tanto Siria niega las acusaciones y las califica de falsas; en Moscú tildan dichas acusaciones como “no convincentes”. Irónicamente el 9 de julio 2013, Moscú es quien acusa a los rebeldes de utilizar gas sarín, mientras que la Casa Blanca dice en comunicado (literalmente): "Todavía no hemos visto ninguna evidencia que apoye esta afirmación".

El 23 de julio de este año, las ONU alerta de 13 presuntos ataques con armas químicas en Siria. Ese mismo mes (23 y 24 de julio) Aake Sellström y Angela Kane (jefe de la misión de investigación de la ONU sobre las armas químicas en Siria y representante de la ONU a favor del desarme respectivamente) visitan Damasco. El 14 de agosto 2013 la ONU comunica al mundo que el el gobierno sirio ha aceptado las modalidades esenciales, para que sus investigadores tengan todas las facilidades del caso, el 19 de agosto los investigadores de la ONU empiezan su trabajo de manera confidencial.

Ayer (21 de agosto 2013) la oposición del régimen sirio acusa al gobierno sirio de haber matado a 1300 personas con armas químicas muy cerca de la ciudad de Damasco, evidencian su denuncia con varios videos que se difunden por internet. Hoy la comunidad internacional y varias entidades de derechos humanos hacen un reclamo oficial a los expertos de la ONU en Siria sobre las acusaciones hechas por la oposición del régimen sirio.

Puntaje: