Un enfrentamiento entre fuerzas de seguridad y manifestantes en el Sahara Occidental, provocó la muerte de varias personas, hoy lunes 8 de noviembre.

En el contexto de una de las mayores protestas registradas en contra el gobierno, las autoridades marroquíes irrumpieron dejando como resultado: dos oficiales de policía y un bombero muertos a manos de los manifestantes, y el fallecimiento de un manifestante de 26 años a manos de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Según declaraciones de las autoridades y habitantes locales, fue uno de los peores actos de violencia registrado en Sahara Occidental.

La razón de la disputa es de larga data: Sahara Occidental fue una colonia española hasta 1975, momento en que Marruecos la invadió, hoy se cumplen 35 años de un conflicto territorial sin resolver. España debe cumplir su compromiso de convocar un referendum para la descolonización, la ONU debe fijar una fecha para su celebración.

Por el momento, la Comisión de Peticiones y Derechos Humanos pondrá en marcha mañana una iniciativa para apoyar los derechos humanos en Sahara Occidental.

Los enfrentamientos comenzaron el día en que los funcionarios de Marruecos y el Frente Polisario (sucesor del Movimiento para la Liberación del Sahara) se reunieron para mantener conversaciones con las Naciones Unidas.
Todo comenzó con la irrupción de las fuerzas de seguridad marroquíes en un campamento de protesta conformado por miles de tiendas de campaña, ubicadas cerca de El Aaiún. Las personas fueron obligadas a abandonar el campamento y comenzó la protesta en las calles: hubo rutas bloqueadas, neumáticos en llamas, piedras y lucha cara a cara con la policía.

Marruecos dice que el territorio pertenece a su soberanía, y el Frente Polisario aduce que Sahara Occidental es un estado independiente.

La violencia continúa en el lugar, las acusaciones son mutuas y no hay solución cercana a la vista.

Puntaje: