Erupción de volcán islandés
Foto cortesía de Bruce

Hace apenas un par de días, el pasado 14 de abril para se exactos, nuevamente el volcán Eyjafjallajokull, localizado en Islandia, hizo erupción por segunda vez en el mes y según confirman fuentes de la NASA, sus cenizas continúan cubriendo vastas zonas de Europa, las que tardarán aproximadamente tres días en desaparecer.

El problema de la ceniza volcánica suspendida en el aire es que contiene pequeñas partículas de vidrio y roca pulverizada, capaces de dañar los motores y fuselajes de los aviones, entrañando un serio peligro para la navegación aérea.

La erupción ocurrió muy cerca de Reykiavik, la capital islandesa, y debido a la gran nube de ceniza que provocó, fue necesario suspender miles de vuelos y cerrar espacios aéreos de varios países en Europa y por supuesto en Islandia, donde además se han cerrado vías terrestres y evacuado a alrededor de 500 habitantes de la zona.

Pall Einarsson, geofísico de la Universidad del Instituto de Ciencias de la Tierra, de Islandia, informó a la agencia de noticias Associated Press:

Esta fue una erupción pequeña y tranquila, pero nos preocupa que pueda detonar una erupción en el cercano volcán Katla, un volcán que podría causar daños tanto locales como globales.

El volcán Eyjafjallajokull, se encontraba inactivo desde hace 200 años y días atrás, su erupción causó una fisura de 1 kilómetro.

Según Eurocontrol (Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea), Europa se encuentra en una crisis aérea sin precedentes, ya que fue necesario cancelar cerca de 6.000 vuelos del día jueves y 17.000 del viernes, que partían desde los principales aeropuertos de Alemania, París, Londres y Ámsterdam.

Hasta el día sábado los siguientes espacios aéreos permanecerán cerrados: belga, danés, inglés, estonio, finlandés, húngaro, letón, holandés, noruego, sueco y austríaco, a lo que se suma, la suspensión de vuelos en los aeropuertos de España, Grecia, Italia, Rusia, Eslovaquia y Ucrania.

Sólo se han autorizado algunos vuelos sobre Alemania, siempre que mantengan una altitud mínima de 12.000 metros.

Donald Morrison, portavoz del aeropuerto de Glasgow, dijo al medio Mail Online: “La inmensa mayoría de los vuelos no estarán operando, sin embargo, si las condiciones metereológicas lo permiten hoy, existe una pequeña posibilidad de que se realicen algunos vuelos entre Glasgow, las islas occidentales, Irlanda del Norte y el Atlántico Norte”.

Islandia, zona volcánica

Islandia se caracteriza por ser una zona de alta actividad volcánica; esto se debe a que se encuentra atravesada por el límite entre la placa tectónica euroasiática y la placa tectónica norteamericana y conserva registros de erupciones desde la Edad Media.

Evolución de la situación.

Respecto al futuro de la situación, Bill McGuire, profesor del Centro de Investigaciones Aon Benfield Hazar, de la Universidad de Londres explicó: “Todo depende de los vientos, yo pienso que este cierre puede durar un par de días., pero si la erupción continúa y sigue produciendo cenizas, podremos volver a vivir situaciones similares, incluyendo al suspensión de vuelos durante un tiempo estimado en seis meses”.

Puntaje: