Un distrito de Tel Aviv acusó al ex presidente israelí Moshe Katsav, de múltiples cargos de violación y acoso sexual.

Los jueces encontraron culpable a Katsav de dos cargos de violación, dos cargos de acoso sexual contundente y un cargo de acoso sexual.

El escandaloso asunto involucra a tres mujeres que lo habrían denunciado: dos pertenecientes a la oficina presidencial y una perteneciente al Ministerio de Turismo.

Katsav fue presidente de Israel desde el año 2000 hasta el 2007, cuando renunció por las denuncias realizadas en su contra. Tiempo antes cubrió el puesto de ministro de turismo. Los cargos de los que se lo encontró culpable surgen de ambos puestos de trabajo.

A lo largo del juicio, personas cercanas a Katsav llevaron adelante una campaña de desprestigio hacia las mujeres, aunque los artilugios fueron poco creíbles y no cumplieron con su deshonesto objetivo.

En la corte, Katsav no dijo ni una sola palabra, aunque su hijo declaró: "Vamos a seguir estando orgullosos de nuestro padre. Toda la nación sabrá que mi padre es inocente. Este es un veredicto difícil. Es difícil para la familia".

Luego del veredicto, el fiscal Ronit Amiel expresó: "Se da fe de la fortaleza de la democracia de Israel. Este día nos enseña que los líderes mundiales y presidentes también serán llevados a los tribunales cuando sea necesario, y que es un símbolo de honor para el estado de Israel".

Afuera del tribunal, los aplausos estallaron apenas se hizo de público conocimiento la noticia.
Se espera la sentencia de Moshe Katsav muy pronto. En Israel los cargos por violación suelen tener una pena mínima de 4 años y una máxima de 16 años.

Agregar comentario