Nelson Mandela

El sudafricano más querido, popular e importante de la historia; Nelson Mandela vuelve a ser noticia, pero lamentablemente por su mal estado de salud, del que todos queremos que salga airoso como lo hiciera a lo largo de su vida. A lo largo de sus 94 años Mandela nos ha dejado valiosas lecciones que no debemos olvidar jamás, es por eso que hemos recopilado 10 de sus más importantes frases que pintan de cuerpo entero a uno de los hombres más importantes de nuestro tiempo.

1

Los ideales

 
 

He promovido el ideal de una sociedad democrática y libre en la cual todas las personas puedan vivir en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir, hasta lograrlo. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir.

2

El tiempo

 
 

Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta de que siempre es el momento oportuno para hacer las cosas bien.

3

La libertad

 
 

Ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás.

4

La educación

 
 

La educación es el gran motor del desarrollo personal. Es a través de la educación como la hija de un campesino puede convertirse en una médica, el hijo de un minero puede convertirse en el jefe de la mina, o el hijo de trabajadores agrícolas puede llegar a ser presidente de una gran nación.

5

El racismo

 
 

Detesto el racismo, porque lo veo como algo barbárico, ya venga de un hombre negro o un hombre blanco.

6

La democracia

 
 

La democracia exige que los derechos políticos y de las minorías se resguarden

7

El futuro

 
 

Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma

8

La desigualdad

 
 

Una nación no debe juzgarse por cómo trata a sus ciudadanos con mejor posición, sino por cómo trata a los que tienen poco o nada

9

Los premios

 
 

Nunca me han preocupado mucho los premios personales. El hombre no se convierte en un luchador por la libertad con la esperanza de ganar premios, pero cuando se me notificó que había ganado el Nobel de la Paz de 1993 junto con el Sr. de Klerk, me conmoví profundamente.

10

La superación

 
 

Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar.

Puntaje: