El huracán Tomás pasó por la península sur de Haití el viernes 5 de noviembre, dejando tras su paso como consecuencia a primera vista, la inundación de varias ciudades.

Previamente devastado por el terrible terremoto ocurrido en enero y la reciente epidemia de cólera, Haiti vuelve a ser foco de atención por el paso del huracán Tomas, que se continúa acercando a la capital de Haití, donde cerca de un millón de personas se encuentran refugiadas luego del terremoto ocurrido el 12 de enero de este año.

A 10 meses de dicha catástrofe, los grupos de ayuda internacional y el gobierno de Haití no han podido proporcionar refugio temporal a gran escala.

De acuerdo a datos brindados por el Centro Nacional de Huracanes de Miami, Florida, a partir de las 2 pm de hoy, el centro de la tormenta se encontraba a unas 75 millas (120 kilómetros) al sureste de Guantánamo, Cuba, y a 140 millas (230 kilómetros) al noroeste de Puerto Príncipe.

En el extremo occidental de Haití, donde se adentra en el Mar Caribe, hubo informes de casas destruidas, árboles caídos y ríos inundados.

Las autoridades locales informaron una muerte en el lugar, hoy temprano en la mañana.
Por su parte, el presidente René Preval, se apresuró a advertir a todos los habitantes del país , dado que muchos de ellos no saben que se aproxima un huracán.
"No es cuando el agua se venga encima suyo que debe estar buscando un lugar donde quedarse. Vaya a la casa de un amigo", declaró por radio Preval.

Agregar comentario