El fundador de WikiLeaks tiene orden de arresto

Mucho se habló esta semana acerca de WikiLeaks, una organización sin fines de lucro cuyo objetivo es brindar noticias e información valiosa al público, la cual develó hace pocos días secretos diplomáticos y confindenciales que involucran a diversos gobiernos del mundo.

Cerca de 1700 cables publicados por WikiLeaks sacaron a la luz secretos de la Embajada de Estados Unidos.

Por el caso, Julian Assange, el joven fundador de la compañía está siendo buscado por la policía, acusado de haber puesto en problemas al gobierno de Obama con la divulgación de sus cables diplomáticos.

Assange fue visto por última vez el 5 de noviembre en Ginebra y está al tanto de que una orden de detención fue emitida en su contra, aunque su abogado declaró que aún no recibió la notificación formal de la denuncia.

Las declaraciones de Mark Stephens, el abogado de Assange fueron bastante duras: "Teniendo en cuenta que Suecia es un país civilizado, me veo obligado a concluir que se trata de una persecución y no de una prosecución".

Por su parte, los funcionarios de Estados Unidos se encuentran furiosos por lo sucedido y piden que se tomen duras medidas para responsabilizar a los que robaron la información.

De todos los gobiernos latinoamericanos que han hecho declaraciones respecto de los cables divulgados que los involucran, sólo Argentina ha mantenido el silencio.

La orden de arresto de Julian Assange, fundador de WikiLeaks ya fue emitida en toda Europa. La acusación formal aún no se conoce.

El sitio web de WikiLeaks: http://wikileaks.org/ ya no está disponible en Europa ni en Estados Unidos.

Puntaje: