Steve Jobs

Por tercera vez en 7 años, el co-fundador y CEO de Apple, Steve Jobs, está tomando una licencia de ausencia por razones de salud, un año y medio después de su regreso de un transplante de hígado, de acuerdo a una nota de prensa publicada hoy por la compañía.

En una carta a los empleados dándoles a conocer sobre su licencia, Jobs indicó que está dando un paso al costado “para que pueda concentrarme en mi salud”, pero que continuará participando en las principales decisiones estratégicas de la compañía.

Me encanta Apple mucho y espero volver tan pronto como pueda, dijo Jobs.

Al igual que durante su licencia médica previa en 2009, Timothy D. Cook, director de la compañía de operaciones, será el responsable de ejecutar las operaciones del día a día, continuó diciendo.

"Tengo gran confianza en que Tim y el resto del equipo ejecutivo harán un gran trabajo de ejecución de los interesantes planes que tenemos planeados para el 2011 ", agregó Jobs en su mensaje.

Steve Jobs se recuperó de un cáncer de páncreas después de una cirugía en el 2004, pero ha seguido siendo acosado por problemas de salud. En enero de 2009, Jobs obtuvo licencia médica, tiempo durante el cual voló secretamente a Tennessee para un trasplante de hígado.

En junio de 2009, Apple informó que Jobs estaba de vuelta en el trabajo, y reapareció en público por primera vez en septiembre de ese año. Aunque se le vio como un hombre enérgico exhibiendo su marca única de buen vendedor al revelar nuevos productos durante el evento de 90 minutos, continuó luciendo demacrado.

Desde entonces, Jobs ha encabezado una serie de presentaciones de productos, incluyendo el iPhone 4, iPad y una nueva línea de portátiles MacBook Air, donde fue igualmente enérgico y centrado, pero todavía luciendo frágil.

En un evento similar en julio de 2010, un reportero le preguntó a Jobs sobre su salud, y él respondió: "Me siento muy bien."

En los últimos meses, Steve Jobs ha lucido increíblemente frágil, de acuerdo con personas que lo han visto.

En su mensaje a los empleados el lunes, Jobs dijo: "Mi familia y yo apreciaría profundamente el respeto a nuestra privacidad".

Durante su ausencia anterior, Apple mantuvo en reserva la condición de salud de Jobs, provocando críticas entre algunos de sus accionistas quienes sostuvieron que la empresa tenía la obligación de ser más abierta con la información.

Steve Jobs sufre de de problemas del sistema inmunológico común entre aquellas personas que han recibido un trasplante de hígado. Como consecuencia su salud sufre frecuentes altibajos, de acuerdo a una persona con conocimiento de la situación que deseo hablar en condición de anonimato con el New York Times, ya que no está autorizada para discutir el tema.

Puntaje: