El día sábado 8 de enero, en el contexto de un acto público realizado en Tucson, Arizona, la congresista demócrata Gabrielle Giffords recibió disparos junto a otras 6 personas que fallecieron y 14 que resultaron heridas.

Luego de haber recibido un impacto de bala en el cráneo, la congresista Giffords se encuentra internada, en estado crítico, mientras que una niña de 9 años, un juez federal, y un asesor del Congreso, lamentablemente fallecieron.

Jared Lee Loughner, el joven de 22 años sospechoso del tiroteo hará su aparición en un tribunal de Phoenix, a las 2 pm del día lunes para declarar acerca de lo ocurrido.

Loughner fue acusado de asesinato en primer grado e intento de asesinato, aunque luego puede haber más cargos en su contra presentados por los familiares del resto de las víctimas.

Radiografía de un sospechoso

Entre los documentos judiciales presentados por los investigadores del caso, figura una carta escrita por la congresista Giffords y dirigida a Loughner, en la que le agradecía al joven por haber asistido a un evento similar en el año 2007. Esta fue encontrada en una caja fuerte en la casa donde el sospechoso vivía con sus padres.

Allí mismo se encontró un sobre escrito a mano donde figuraban las palabras: "yo planeo", "mi asesinato", y "Giffords", con la firma del sospechoso debajo.

Repasando los antecedentes del joven acusado, Ben McGahee, instructor de Pima Community College, declaró que Loughner había sido echado de clases por ser considerado una amenaza y porque parecía estar bajo la influencia de drogas. Estas fueron sus palabras respecto del sospechoso: "Tenía miedo de lo que pudiera hacer. No de él físicamente, sino de que trajera un arma a clase".

Pima Community College, también declaró que Loughner había sido suspendido por una serie de enfrentamientos con la policía del campus, entre febrero y septiembre.

Sin duda que hoy se sabrá más acerca del caso, luego de las declaraciones del sospechoso.

Agregar comentario