Como ahorrar en el menu de navidad

Después de los regalos la comida es en lo que más se gasta en las fiestas navideñas. Ya que se suele comprar mucha cantidad de bebida y comida y además planificar menús más caros y sofisticados. Pero en épocas de crisis, es importante ahorrar tanto en los regalos como en la cena. Por ello, pensar un menú económico y organizarse para las compras puede ser la solución.

1

Revisar la alacena

En primer lugar un punto muy importante cuando se pretende ahorrar en cocina es antes de salir a comprar o de planificar qué comer, es mirar la despensa para ver que hay. Así se pueden penar platos utilizando ingredientes que ya se tiene en la alacena y que no hay que salir a comprar.

2

Realizar un presupuesto

Una vez que se tiene un menú pensado, se debe realizar un presupuesto para ver cuanto dinero se necesita para realizarlo. Y así cuando se sale a hacer las compras se gasta en función del mismo y ni un peso de más.

3

Comprar con tiempo

Al igual que sucede con los regalos navideños, al aproximarse la fecha los precios de determinados alimentos y bebidas se disparan en vista de que aumenta la demanda. Por ello, comprar con tiempo es una buena solución. Sobre todo aquellos ingredientes que no se echan a perder y que se pueden conservar por largo tiempo. Por ejemplo: Bebidas, frutos secos, turrones, etc.

4

Elegir ingredientes alternativos

Generalmente hay productos característicos de la Navidad que disparan sus precios, por ello escoger opciones alternativas puede ser una buena manera de ahorrar. Por ejemplo en lugar de pavo si está muy caro escoger alguna otra variedad de ave.

5

No comprar en exceso

En general en Navidad por temor a que no alcance, a que nadie quede con hambre, etc., se suele comprar gran cantidad de comida y poner en la mesa mucha variedad de platos. Y al final siempre sobra muchísima comida y luego por varios días se sigue comiendo lo mismo. Para evitar esto, hay que calcular bien el número de comensales y comprar en función de ello.

6

Proponer que cada invitado lleve algo

El ser el anfitrión no implica necesariamente que todo salga de tu bolsillo. Dividir los gastos de la cena navideña entre todos los invitados o que cada uno lleve algo para compartir, es lo más justo y económico para todos.

7

Preparar varios platos

Para ahorrar en la cena lo mejor es preparar una entrada fría, un plato principal y postre. De este modo se evita tener que gastar tanto en realizar un plato principal abundante con carne, que suele ser, en general, lo más costoso. Por ejemplo: Una mesa de ensaladas y fiambres o quesos y fiambres; luego un plato principal caliente con un acompañamiento contundente y varias opciones de postre acompañados de los típicos dulces navideños como turrones, pan dulce, etc.

Puntaje: