En tiempos de crisis, y sobre todo cuando el desempleo es alto, lo mejor que puede hacerse es buscar ingresos extras a nivel familiar para tener un "salvavidas" al cual recurrir.

Generar ingresos extras

Es sumamente importante para una persona o familia, conseguir un nivel de independencia respecto del empleo que se tiene, pues las crisis económicas o los altos índices de desempleo que pueden verse actualmente en Estados Unidos, en cualquier momento puede afectar la relación laboral de la que se dispone.

Con una economía aún desbalanceada, una alternativa inteligente sería construir un ingreso adicional al que ya se dispone, pero, ¿qué se entiende por ingreso adicional? Según Ronald Álvarez, economista, una fuente de ingreso extra es aquella de la que se dispone a modo de “salvavidas” para poder mantenerse en caso de emergencia por varios meses.

La forma más clara de obtener ingresos extras es identificando cuáles son las habilidades de las que se disponen, luego de conseguido ello, hay que comenzar a explotarlas para que generen dinero. Muchas veces hablar de “habilidades” puede confundir a las personas, pero lo cierto es que por este concepto no se entiende sólo el nivel de conocimientos de los que se disponga por sobre el resto, sino también las ventajas que se posean en términos prácticos, por ejemplo, si se tiene un cortadora de césped y se sabe utilizar, perfectamente se puede ofrecer cortar el pasto a los vecinos y ya hay una fuente de ingreso adicional.

Es importante que la familia se reúna en estos casos y aclare los objetivos que necesita cumplir, como sería conocer la cantidad de dinero que se necesita reunir, saber qué se está dispuesto a hacer para conseguir ese capital, etc.

Apoyo familiar, una ayuda invaluable

En tiempos de crisis, el recurso mejor valorado es el apoyo familiar. Cuando una persona pierde el empleo, lo primero que pasa por su mente es la sensación de derrota, algo así como si hubiera fracasado y sentido que se cierra una puerta más, aunque en la práctica no sea cierto. En este sentido, con un nivel de cesantía tan alto en Estados Unidos, es indispensable para todas las personas que trabajan y tienen familia, que reciban un constante apoyo para superar su situación, pues generalmente tienden a retraerse y apartarse de la realidad en un estado de depresión.

No obstante lo anterior, un enfoque más positivo del desempleo es aquel que permite al cesante redescubrir sus habilidades, donde se abre una nueva oportunidad para que éste mejore sus conocimientos y pueda postular luego a empleos que impliquen mayores desafíos o donde pueda desarrollarse con más libertad.

No existen recetas mágicas para superar las crisis económicas y el desempleo, asegura Álvarez, pero siempre es bien valorada la creatividad de cada persona y el positivismo, aquel que mantiene reducida a la pena y la depresión que embarga a muchos y los deja sin saber qué hacer. Crear una fuente de ingresos extra o adicional, no es una tarea que pueda llevarse a cabo de un día a otro, requiere de tiempo, esfuerzo, constancia y apoyo familiar.

Una de las cosas que se deben evitar es pensar que “se ha caído tan bajo, que deben hacerse trabajos que jamás se hubieran hecho”. El trabajo siempre es honroso, siempre se encuentra integridad en una tarea bien hecha, por ello hay que enfocar la situación desde una perspectiva positiva y no bajo una visión crítica o de pesimismo.

Agregar comentario