Indemnización laboral

La palabra indemnización es frecuentemente relacionada con daños o perjuicios ocasionados a una persona. En el marco de las relaciones laborales, se refiere al pago en efectivo o con bienes, que una empresa entrega a un trabajador por concepto de despido injustificado u otros daños que puedan habérsele causado durante su permanencia como empleado.

En algunas legislaciones se emplea también el término como el pago del salario y otros beneficios adicionales que se le reconocen al trabajador al término de una relación laboral. Sin embargo, en la mayoría de los países, las indemnizaciones se aplican en los siguientes casos:

  • Por gastos en los que incurra el trabajador en el cumplimiento de sus funciones (dietas, transportes y otros gastos)
  • Prestaciones e indemnizaciones relativas a la seguridad social

Por concepto de suspensiones o despidos. En estos casos el cese de la relación laboral generará un pago o indemnización si presenta algunas de estas características:

  • Es injustificado
  • De orden colectivo
  • El trabajo implica un riesgo
  • El trabajador renuncia por una causa justa
  • La empresa modifica unilateralmente las condiciones iniciales de contratación
  • Se efectúa el traslado de las instalaciones, y esto perjudica al trabajador

Como se observa, no todo cese de relaciones laborales genera una indemnización. Cuando este se produce por dimisión o renuncia del trabajador, por mutuo acuerdo con la empresa, o cuando no se cumple a cabalidad con las exigencias el período de prueba, el trabajador no gozará de este derecho.

Procedimiento

Cuando una empresa o patrono retira a un trabajador, debe entregarle un documento contentivo de los siguientes puntos:

Notificación o carta de despido

  • Con fecha y lugar
  • Especificando el motivo del despido

Liquidación, pago final o finiquito

  • Desglosando aquellas remuneraciones que le corresponden al trabajador, que aun no han sido canceladas como: vacaciones, utilidades, caja de ahorro y otros beneficios, así como el monto por indemnización o arreglo
  • La forma de pago y el plazo para hacer efectivo dicho pago

Según el contrato firmado al inicio de la relación laboral, algunos pagos están sujetos a cláusulas específicas, como confidencialidad o renuncia a pago de horas extras, por ser el cargo de confianza.

Muchas de estas cartas de despido, incluyen también un ítem que establece que el trabajador “renuncia a presentar reclamos posteriores por cualquier vía legar”. Si el empleado está de acuerdo con este punto, puede firmar, pero si no está de acuerdo, puede aceptar el pago, colocando a mano, visible y claro “No conforme”, para especificar que está ejerciendo su derecho de someter a una revisión, el arreglo que la empresa le entrega en ese acto.

Indemnizaciones especiales

Son aquellos pagos que se generan tras la ocurrencia de un accidente laboral, entendido este como la lesión que sufre una persona a causa de, o en el sitio de trabajo, y que le produzca incapacidad o muerte. En este último caso, el pago se hace a los familiares del trabajador.

Las indemnizaciones por accidentes, también varían de acuerdo al tipo de lesiones:

  • Incapacidad temporal
  • Invalidez (parcial, total)
  • Muerte

En estas circunstancias intervienen muchos factores para definir los arreglos económicos empresa-trabajador. Por ejemplo, los beneficios de la contratación, si ésta es colectiva o individual, o si existe algún seguro médico o de vida.

Normas nacionales e internacionales

Todos estos aspectos están sujetos a las leyes de cada país, por lo tanto los plazos y montos a ser calculados en cada caso, varían de acuerdo a esas leyes.

Por otra parte, las indemnizaciones se inscriben también dentro de las normas internacionales que han quedado establecidas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y los países firmantes, con el propósito de crear un único sistema de instrumentos que puedan aplicarse de manera unificada en todo lo referente a la materia y a las políticas de orden social, y que incluyan los mecanismos de control necesarios para garantizar su correcta aplicación.

Conclusiones

Tanto las empresas y patronos como los trabajadores, deben regir sus relaciones laborales, con base en las leyes vigentes, estableciendo contratos claros, así como estipulando los beneficios económicos en cifras, de forma tal que ante una cesación de la relación, o cualquier eventualidad que genere pagos al trabajador, el monto sea la cantidad justa tanto para el empleador como para el o los beneficiarios.

Puntaje: