No cabe duda de que el paso de la crisis económica y financiera que afectó al mundo, dejó tras de ella una alta tasa de desempleo y un panorama confuso para quienes están en busca de un nuevo trabajo.

Sin embargo, nunca hay que perder las esperanzas de encontrar un agradable paisaje al final del camino. Para todas aquellas personas que están pensando en un cambio de rumbo, en explorar otros aspectos de su carrera, tal vez más redituables, veremos algunos consejos.

  • Aclarar sus intereses
  • Antes de comenzar una nueva búsqueda hay que mínimamente delimitar hacia donde irá dirigida. ¿Cuáles son sus intereses? ¿Estudió abogacía pero solo disfruta de escribir sobre Derecho? Piense qué estudió y qué le gusta hacer, sin duda que encontrará la forma de combinar ambos campos y podrá plasmarlos en una búsqueda laboral concreta.

  • Reforzar sus estudios
  • El momento en que se está buscando un nuevo trabajo suele ser una excelente oportunidad (sobre todo si dispone de tiempo) para realizar cursos y talleres que lo ayuden a incorporar herramientas neccesarias para su búsqueda.

  • Evaluar las oportunidades
  • Como en todo, es necesario dedicar cierto tiempo de investigación: ¿qué tipo de empresas ofrecen el puesto que está buscando? ¿Hay más oportunidades en el exterior que en su propio país? ¿Qué conocimientos y experiencia requieren los empleadores? Todo lo anterior se puede prever para aumentar las posibilidades de éxito de la búsqueda.

Teniendo en cuenta lo anterior, deberá tener en claro qué es lo que tiene para ofrecer y qué es lo que le falta. Mejore su curriculum, acreciente en lo posible su experiencia y conocimientos y sumamente importante: aprenda a venderse.

Puntaje: