Ahorra dinero en compras para festividades

Se acercan las fechas especiales, aquellas en que se tiene que tener un regalo para obsequiar a alguien, por ello se visitan los malls o también las tiendas de Internet a fin de encontrar eso que tanto se buscó durante todo el año, pues por las fiestas podría encontrarse en “oferta”, pero ¿siempre las festividades implican un ahorro de dinero para los usuarios? No.

Existen muchos trucos de tiendas y compañías que tras el uso de la palabra “oferta”, lo que tratan de hacer es incitar al consumidor a comprar casi de forma compulsiva al hacerles creer que el precio de venta es “insuperable”. Ejemplos como estos pueden verse todos los días en tiendas que durante los 365 días del año tienen puesto el cartel de “liquidación” o de “ofertas especiales”, pero que en el fondo no son la alternativa más barata del mercado.

Existen cinco grandes trucos de las empresas para engatusar a los consumidores y hacerles gastar bajo el concepto de “oferta”, éstas son:

  1. Grandes descuentos
  2. Tarjetas de regalo
  3. Garantía extendida
  4. Extensión de la política de devolución
  5. Cargos de reposición

1. Grandes descuentos

Está comprobado que el uso de la palabra “oferta” hace sentir más confiados a los consumidores a la hora de tomar una decisión de compra, por ello existen tiendas que durante todo el año utilizan este concepto para incentivar la compra de un stock determinado de productos, una de estas es Kohl´s, que siempre tiene buenas ofertas, pero no las mejores del mercado.

Las tiendas minoristas aprovechan el uso de estas palabras, así ofrecen un sinnúmero de productos a un valor inferior al sugerido por el fabricante, aunque en Internet pueden encontrarse los mismos a un precio mucho menor inclusive, pero ahí siempre entra en juego el pago del despacho, donde si un producto se vende a $30, el costo del despacho lo sube a $38.

Lo que se debe hacer en estos casos es cotizar antes de tomar la decisión de compra, jamás se debe dejar un consumidor influenciar por el concepto de “oferta”, pues está hecho adrede para que se compre sin pensar creyendo que es una oportunidad irrechazable. En este sentido una estrategia muy utilizada es suscribirse para recibir alertas en tiendas mediante correo electrónico, así se sabrá cuando hay una liquidación y se podrá cotizar con tranquilidad.

2. Tarjetas de regalo

Las tarjetas de regalo presentan limitantes que no todos consideran, por ejemplo, se incluyen cargos extras por la no utilización de la misma o cuando ésta expira. Existen distintas leyes federales que han tenido que intervenir para evitar este tipo de cobros indebidos, donde en el caso de tarjetas que tienen el logo de “Visa” incluyen recargos de $3 y $7 aproximadamente cuando es una American Express.

Para evitarse problemas en este sentido, quienes no sepan qué comprar para fechas especiales, en vez de regalar una tarjeta de regalo, lo mejor es hacer un cheque o simplemente entregar efectivo, pues pase lo que pase este no pierde su valor al no ser utilizado, en cambio las tarjetas de regalo pueden hacerlo cuando la entidad emisora quiebra o tiene otro tipo de problemas.

3. Garantías extendidas

El problema de las garantías extendidas, es que muchas veces los productos ya disponen de una garantía entregada por el fabricante que cubre exactamente lo que promete esta nueva extensión de la garantía, según lo informa Consumer Reports.

Por lo general una garantía extendida es de dos a tres años más de lo que originalmente contempla un producto, sin embargo, una investigación al respecto demuestra que difícilmente un producto se descompone en ese tiempo medio, pues cuando tienen defectos de fábrica, suelen fallar de inmediato o a los pocos meses.

Una de las maneras de ahorrar dinero en este sentido es revisando si la tarjeta de crédito con que se compran los productos, tiene incluido el servicio de garantía extendida para cada uno de los productos que se adquieren, pues en ese caso no habría necesidad de adquirir nada extra.

4. Restricción de la política de devolución

Es preciso que los consumidores revisen cuál es la política de devolución de los productos en días festivos, pues mientras algunos contemplan plazos especiales, hay quienes no lo hacen y ello podría significar un gran problema para el consumidor.

En estos casos lo que se aconseja hacer es devolver el regalo comprado más el recibo al vendedor, explicar lo que contempla la política de devolución y verificar si la tienda física admite la devolución de un producto cuando éste fue comprado desde Internet.

5. Cargos extra por reposición

Muchas veces las tiendas minoristas contemplan un llamado “cargo por reposición”, el cual varía entre un 10% a un 25% del precio del producto que se ha debido reponer cuando no se devuelven en la caja sellada, como se entregó al ser adquirido.

Los cargos por reposición en la compra de productos deben pagarse si el sello está roto, por esta razón es necesario que nunca se abra una caja cuando no se quiere lo que hay dentro, en el caso de que el producto salga defectuoso, no debe pagarse ningún cargo extra.

Puntaje: