Expertos revelan los mejores métodos para un despido correcto.

La manera correcta de despedir a un empleado
Despedido

Siempre e difícil despedir a un empleado, quizás si los motivos son graves sea más sencillo; pero cuando no lo es el asunto se torna complicado e inevitable. A continuación veremos algunas opciones de cómo despedir a un empleado en diversas circunstancias.

El camino correcto

Alicia Bassuk, asesora de liderazgo ejecutivo radicada en Chicago, explica lo difícil de un despido, ya que implica un impacto en la persona, su familia y hasta en su comunidad; sin embargo a veces es inevitable. Bassuk recomienda dejar claro al empleado que se intentó desarrollar sus habilidades. También se debe seguir el protocolo de despido a través de los recursos humanos de la empresa.

Respeta las formas

Un despido es un trance extremadamente estresante para ambas partes; pero si se tiene la capacitación necesaria. Robert Sutton, profesor de Ciencias de la Gestión de la Universidad de Stanford y autor del libro “Good Boss, Bad Boss” ("Buen jefe, mal jefe"); explica la importancia de que el despedido conozca muy bien las razones de su despido, así este comprenderá. También enfatiza en quién debe tener el control del despido y respetar las formas para hacerlo lo más cordial posible.

El despido debe ser personal

Así sea un despido por una mala conducta, el despido siempre debe ser personal. Jorg Stegemann, director de Kennedy Executive Search, explica que no se debe hacer despidos en una reunión o públicamente así la razón sea grave; tampoco hacerlo a través de terceros o medios (correos electrónicos), aconseja que sea verbal y que sea sustentado con la documentación pertinente.

Corto y conciso

Un despido es un trance incómodo y “al mal paso hay que darle prisa”.
Jorg Stegemann recomienda ser breve, rápido y claro, evitar procesos largos y conversaciones incómodas, empezar con la frase: "Lamentándolo mucho, (nombre del empleado), tengo que despedirte", hacer una pausa de 5 segundos para que el empleado asimile la noticia y después explicar las razones lo más breve posible.

Preferible acompañado

Jorg Stegemann recomienda no estar sólo al momento de hacer un despido, nos dice llevar a otro gerente, preferiblemente el de recursos humanos. Hay que tener en cuenta que el despido puede ser tomado de manera personal y no se sabe cómo podría reaccionar.

Agregar comentario