Tarde o temprano algún cliente presentará una queja, como convertir esta experiencia en positiva

Quejas

Todos los que tienen un negocio o brindan un servicio saben que tarde o temprano cometerán un error, el que se traducirá en una queja. Pero esta situación engorrosa puede resultar beneficiosa y se puede convertir en una buena experiencia que puede beneficiar a su empresa y a mejorarla. Aquí algunos pequeños pero importantes consejos de cómo convertir las quejas en oportunidades.

1

Debe ver la queja como una ocasión

Escuchar a un cliente insatisfecho es una ocasión de oro para tener un acercamiento con él. Aunque muchas veces las quejas son infundadas o simples engreimientos de los clientes, algunas veces llevan mucha razón y deben ser tomadas como consejos. Quizá hizo algún cambio en su producto o su servicio falla en algún punto, el cliente se lo hará saber a través de su queja.

2

Aprenda de las quejas

Aunque muchas veces recibir quejas no es un trance muy agradable, estas se deben tomar como una lección gratuita. Ya que estas pueden ser un excelente catalizador de su negocio, con ella puede encontrar errores que quizá usted no vea, puede mejorar su servicio o la calidad de su producto, puede encontrar a un empleado que hace mal o demora en su trabajo. Nunca subestime una queja o la pase por alto, siempre se puede aprender de ellas aún así sean pequeñas e insignificantes.

3

Una queja puede estrechar la relación con el cliente

Se estima que de cada 10 clientes sólo uno presenta una queja, los otros 9 se van y no regresan y hablan más del producto o servicio; lo que significa una muy mala publicidad de su empresa y sin contra la pérdida de el cliente. Si usted toma con mucha atención y resuelve satisfactoriamente la queja del cliente, este se percatará del hecho, lo que lo hará sentir importante, que tenía la razón y obviamente será un cliente satisfecho, que lo más probable hable bien de su producto o servicio con los demás. La “queja” puede ser el inicio de una buena relación cliente-empresa, nunca los subestime ni haga oídos sordos de sus quejas, recuerde ese antiguo cliché “El cliente siempre tiene la razón”, a lo que aumentaremos “así no la tenga”. Recuerde que la lealtad de un cliente es un paso importante para el éxito de su empresa o producto.

Agregar comentario