"No puedes descubrir nuevos océanos a menos que tengas la valentía de alejarte de la costa", dijo el ganador del Premio Nobel, André Gide.

La idea de Gide se refiere a que hay que enfrentar cualquier nuevo emprendimiento con valentía. En la actualidad, comenzar con una empresa o pyme o iniciarse en la búsqueda laboral es todo un desafío que debe emprenderse con valentía y sin quitar el foco del objetivo principal.

Cuando un trabajador o compañía están obsesionados con la competencia, pierden el foco de atención y los objetivos tardan en hacerse realidad.

En lugar de encontrar la manera de vencer a los competidores, la estrategia inteligente es cambiar las reglas de la competencia total. El medio Mashable ofrece un ejemplo deportivo interesante para comprender esto: el equipo nacional húngaro de la década de 1950 es considerado uno de los equipos más exitosos en la historia del fútbol europeo. En un lapso de seis años el equipo se fue invicto, anotando cuatro goles por partido.

¿Cómo lo logró? Principalmente se aseguró de estar compuesto por grandes talentos, sin embargo, se centró en una estrategia que dejó de lado la competencia: en lugar de jugar posiciones definidas, los húngaros jugaron con suma flexibilidad y rotación continua en el campo. De este modo, sorprendieron a todos sus rivales, quienes solo tenían respuestas programadas para lo que pensaban que iban a hacer, no para lo que finalmente hicieron.

El hecho de improvisar y ser creativo, aparte de ser valiente, como recomienda Gide, es el secreto para dejar fuera de juego a la competencia y para ubicarse en un sitio mejor.

Puntaje: