Foto de Vilma Garcia

Ventajas y desventajas de trabajar en una gran empresa

Las grandes corporaciones, así como la mediana y pequeña empresa, poseen diferentes características en cuanto a políticas internas y oportunidades. Depende de los intereses personales, calificarlas como fortalezas o debilidades
Trabajar en grandes compañías

Cuando se revisan las opciones laborales, hay que considerar qué es exactamente lo que se está buscando: beneficios económicos, desarrollo profesional, posibilidades de formación, estabilidad, y así sucesivamente.

O por el contrario, qué se quiere evitar: sueldos bajos, horarios exigentes, tratos injustos, políticas inflexibles, estancamiento profesional, o una combinación de todos estos aspectos.

Si la decisión es conseguir trabajo en una empresa grande, multinacional y en constante expansión, anote las principales ventajas y desventajas que tienen estos emporios, y vea si allí está su puesto ideal.

a. Ventajas

Mayores beneficios de las contrataciones colectivas:

Por el elevado número de personal contratado, en las grandes empresas suelen establecerse sindicatos de empleados y obreros, que se encargan de obtener los mejores beneficios posibles para los trabajadores en materia de sueldos y salarios, vacaciones, prestaciones y utilidades, servicios de salud y financiamiento para adquisición de viviendas entre otros.

Oportunidades reales de ascender y desarrollar una carrera profesional:

El número de divisiones y departamentos que contempla la estructura organizativa de una corporación o empresa grande, se traduce en cargos de diferentes niveles y escalafones, que permiten desarrollar todo el potencial profesional.

Posibilidad de cambiar de puesto y formarse en otras áreas:

En ocasiones se toma un empleo por necesidades económicas; una vez dentro de la empresa, si ésta es grande, se puede pedir cambio de puesto o departamento. La formación a través de cursos y talleres, también es una ventaja que permite a los empleados incursionar en otras áreas dentro de la misma empresa.

Estructura gerencial apta para ejercer una especialización:

Dentro de las grandes compañías y transnacionales, se encuentran las mejores oportunidades de empleo para aquellos profesionales que poseen formación a nivel de postgrados y especializaciones académicas.

Mejores referencias:

Las referencias de trabajo que provienen de empresas prestigiosas y reconocidas, son un valor agregado al currículo vitae de cualquier profesional, máxime cuando se está comenzando.

Trabajo en otros países:

Las empresas transnacionales suelen enviar a sus gerentes y ejecutivos, a ocupar plazas en otros países, cubriendo muchas veces los gastos por concepto de vivienda y educación de la familia.

b. Desventajas

Pero por muchas cosas positivas que ofrezca una gran empresa, también existen una serie de factores que representan desventajas laborales, tales como:

Políticas más rígidas:

Las empresas grandes mantienen un modelo de relaciones laborales diseñado desde la alta gerencia, que suele ser poco flexible en aspectos como solicitudes de permiso, horarios, préstamos, y otros. Cada vez que un empleado hace cualquier tipo de solicitud, ésta debe pasar por varios departamentos, y la persona que autoriza, por lo general, no tiene contacto directo con los empleados.

Las crisis económicas afectan en mayor demanda, a los grandes:

De allí que los despidos durante la llamada crisis financiera, fueron masivos, mientras muchas pymes se mantuvieron a flote.

Son más frecuentes los problemas de comunicación:

Si no se ubica este aspecto dentro de las prioridades del departamento de Recursos Humanos, es muy probable que surjan conflictos con frecuencia, por la cantidad de personas que conforman el equipo humano de la compañía.

Se mantienen los esquemas verticales:

De manera que las relaciones interpersonales se manejan con el protocolo correspondiente, manteniendo la distancia entre los cargos altos, medios y bajos. Es de destacar, que estos modelos están cayendo en desuso, y cada día nuevas compañías se reorganizan para hacer más dinámicas las relaciones, en aras de obtener mayores beneficios tanto económicos como laborales.

El concepto de “gran familia” no es tan efectivo:

Si es el tipo de empleado que desea pertenecer a una gran familia laboral, debe orientar sus esfuerzos a las medianas y pequeñas empresas, donde es más probable que funcione este concepto, pues todos los compañeros de trabajo se conocen, y los gerentes mantienen contacto directo y permanente con el personal, lo que efectivamente, puede recrear un ambiente laboral amigable.

Su voto: Ninguno Promedio: 3.5 (2 votos)
1 comentario

Gonzalo Espinoza

Foto de Gonzalo Espinoza

No me parece que para toda empresa grande aplique el concepto de ascenso. Quiza si la movilidad horizontal. Eso si, definitivamente una empresa grande es un trampolin para otras empresas. En una empresa pequeña uno puede crecer junto con la empresa y no estar sujeto a la burocracia de la grande.

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.