Foto de Gunther Ketterer

5 mentiras típicas en los trabajos

El uso de mentiras por parte de los trabajadores para encubrir sus errores o incapacidades, es habitual en todo el mundo por el miedo que sienten los empleados al fracaso.
Mentiras en el trabajo

Es normal e incluso recurrente el uso de mentiras en el trabajo, ya que a pesar de saber todo el mundo que no es bueno mentir, se utilizan estas artimañas para salir de aprietos o evitar problemas haciendo caso omiso del mandamiento de honestidad que embarga a todo trabajador.

El hecho de que una persona mienta no quiere decir que sea alguien malo o poco confiable, ya que muchas veces las llamadas "mentiras piadosas" parecen ser el único medio al cual recurrir. Para muchos estas mentiras son una forma creativa de describir un hecho que afecta negativamente el trabajo que se ha realizado o para encubrir el grado de responsabilidad que la persona tiene respecto de una situación puntual en que ha fallado.

1

Todo está bajo control

La necesidad de ser responsable mientras se está en el puesto de trabajo, es una de las variables más admiradas por los jefes y supervisores, quienes comúnmente tienden a utilizar frases como "aporten soluciones y no problemas", pues hasta cierto punto esto diferencia a un buen trabajador de uno mediocre.

Todos odian admitir que no han conseguido lidiar con una o varias situaciones puntuales, pues parece ser que esta incapacidad relativa se asocia con una incompetencia permanente y da lugar a que otros ganen puntos para ocupar el puesto de quien ha tenido problemas. Cuando ocurren estas cosas y se está en una situación como ésta, se utiliza muy a menudo el "todo está bajo control". En estos casos lo que debe hacerse es explicar que las cosas no están saliendo como se esperaba y que se tienen algunas ideas que pueden mejorar esta situación. Así se obtiene un poco más de tiempo para corregir los errores cometidos sin la necesidad de mentir.

2

Con todo gusto

Muchas veces se deben realizar tareas que no son gratas mientras se está trabajando, por ello es común ver que muchos utilizan la frase "con todo gusto", cuando en el fondo no están entusiasmados en realizar la tarea encomendada, pero saben tienen que hacerla igual.

Es muy factible que se asignen tareas específicas que pueden resultar una tortura para quien tiene que realizarlas, sin embargo, en estos casos es mejor realizar un análisis de aquellas cosas que se pueden hacer bien y aquellas que simplemente prefieren dejarse a un lado, para que de esta forma cuando haya oportunidad de conversar con el superior se expongan estas ideas y se eviten tareas desagradables en el futuro.

Lo peligroso de mentir con la frase "con todo gusto", es que al ser un trabajador competente puede que las tareas encomendadas se realicen de manera perfecta, lo que podría dar la impresión de que se llevaron a cabo con entusiasmo, y no dejar ver la realidad al superior. Decir la verdad no va a liberar a un trabajador de tener que cumplir con tareas desagradables en el futuro, pero al menos aminorará la cantidad de trabajos desagradables que se le encomienden.

3

Me quede atascado en el tráfico

Quienes no llegan a tiempo a su trabajo recurren a la mentira piadosa “me quede atascado en el tráfico”, sin embargo, es preferible hacerse cargo del error cometido y asumir que aunque el despertador sonó muchas veces, el sueño fue más fuerte. Llegar atrasado ocasionalmente no acarrea un serio problema para la hoja de vida de un trabajador, ya que todo el mundo ha tenido que lidiar con eso por regla general.

Cuando se llega al extremo de mentir todos los días por llegar tarde, se vuelve una conducta evidente y resta el nivel de credibilidad de la persona, situación que es más difícil de resolver que levantarse más temprano. Nunca hay que arriesgar la reputación que se posee por una mentira piadosa.

4

Estaba pensando en lo mismo

Intentar ganar créditos con el superior no es una buena forma de conseguir un ascenso, por ello utilizar la frase "estaba pensando en lo mismo”, puede resultar más perjudicial de lo que un trabajador imagina. Puede que haya casos en que se piense lo mismo que el jefe, pero cuando esta situación se repite una y otra vez, se vuelve molesto y notorio para el superior y los compañeros.

Este mismo concepto debe aplicarse también al comportamiento lisonjero con los compañeros, cuando en determinados momentos se intenta apoyar más de la cuenta algún tipo de idea que surja o se trate de sacar provecho de la ocurrencia de otro a través de un apoyo incondicional. Hay que tener en cuenta que cuando se expresa una idea, uno de los comportamientos que genera mayor rechazo es la intención de obtener crédito por méritos que no son propios.

5

Encontremonos pronto

Utilizar la frase "encontremonos pronto" con ex compañeros o colegas, cuando no se tiene la verdadera intención de hacerlo, es una mentira piadosa muy recurrente hoy en día que evita quedar mal y hace parecer a la persona más sociable de lo que realmente es.

Los nuevos requisitos sociales que se han impuesto en el mundo empresarial y laboral, obligan a las personas a utilizar este tipo de mentiras con tal de mantener un estatus social determinado, toda vez que en este ámbito de cosas no se acepta un "no eres interesante, y no me interesa socializar contigo". Aunque el compromiso social parece ser inevitable, el consejo está en intentar darle una oportunidad a esta falsa promesa de encuentro, pues no se deben desdeñar las posibilidades que confiere el escuchar las ideas y punto de vista de otros.

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.