Consejos para entrenar y capacitar a los empleados a distancia

Tal como relatamos en un artículo reciente, es cada vez mayor el número de trabajadores que desempeñan sus labores a distancia, es decir, desde su propio hogar.
De acuerdo con las estadísticas publicadas por IDC, casi el 75% de la fuerza laboral de América, y el 35% de la fuerza de trabajo mundial, será móvil para el año 2013.

Esta nueva forma de trabajo, sin duda que presenta nuevos beneficios, desafíos y problemáticas. Lograr que un grupo de trabajo freelance funcione bien a distancia y que cada uno realice sus labores en sintonía con el resto, no es tan sencillo. Es ciertamente un desafío mantener a los trabajadores a distancia motivados, informados y comprometidos.
Sin embargo, para todo problema existe una solución, por lo que a continuación describiremos algunos modos de mejorar el rendimiento de los empleados remotos.

Contratar a talentos con experiencia en teletrabajo

No cabe duda de que para incorporar a un nuevo talento a su compañía, deberá chequear su curriculum en busca de averiguar si este es capaz de trabajar a distancia de manera responsable, y de saber si tiene experiencia en esta modalidad laboral.

Si es la primera vez que la persona va a trabajar de ese modo, no es un riesgo total contratarlo, aunque le llevará cierto tiempo acostumbrarse a un nuevo modo de desempeñar sus tareas. El perfil ideal para el trabajo freelance es el de una persona responsable, de confianza, comunicativa, independiente y resolutiva.

Brindar las herramientas necesarias

Los trabajadores remotos pueden llegar a ser de alto nivel cuando tienen un acceso rápido y sencillo a la información que necesitan para hacer su trabajo. Estas herramientas incluyen lo básico como direcciones de correo, Internet y teléfonos, y también redes privadas, documentos compartidos, y demás aplicaciones útiles. En el primer día de trabajo de una persona, muchas personas acuden a los cursos en línea para capacitarla.

Establecer un contacto personal

Si fuera posible, por una cuestión de ubicación geográfica, se recomienda hacer asistir a los trabajadores durante las primeras semanas a la oficina o sede de la compañía. Cara a cara es mucho más sencillo brindar la capacitación que sea necesaria, explicar el modo de realizar el trabajo y establecer relaciones entre compañeros.

Si no fuera posible establecer una comunicación cara a cara entre las personas, en caso de que muchas vivieran en diferentes países, se puede recurrir a las teleconferencias y propiciar la realización de videollamadas entre compañeros de trabajo y jerárquicos para que se conozcan y aprendan a trabajar en conjunto.

Para el empleado, es importante sentir un fuerte sentido de pertenencia y establecer un vínculo positivo con el jefe y con todo el equipo. Para los directivos, es una oportunidad para transmitir la cultura de la empresa, para establecer las expectativas y empezar a construir la confianza para alcanzar objetivos comunes.

Elegir las herramientas adecuadas y efectivas

Hay muchas herramientas de alta calidad y bajo costo a disposición de las pequeñas empresas para la formación y la comunicación con equipos remotos. Sin embargo, hay que elegir las herramientas adecuadas y aprovechar al máximo sus funciones. En muchas compañías que trabajan de manera remota, Skype es la herramienta principal de comunicación; y Dropbox y Box.net permiten compartir documentos y almacenamiento de datos.

Flexibilizar el ritmo de trabajo

Hay compañías que cuentan con trabajadores que se sientan a realizar lo suyo en diferentes husos horarios. Por esto, llevar adelante un equipo remoto requiere flexibilidad, es decir, el gerente no deberá tener en cuenta solo su horario, sino el de todos.

Fuente: Mashable

Agregar comentario