Graduarse en la universidad pese a las limitaciones, es altamente satisfactorio, y en esencia, refleja el genuino espíritu de superación

Consejos para estudiar y trabajar

Las exigencias de la vida moderna, llevan a las personas que desean superarse, a emprender alguna actividad productiva, o a trabajar en una empresa mientras continúan estudiando. Esta forma de vida tan común hoy en día, exige la puesta en práctica de una serie de estrategias que faciliten el cumplimiento de los compromisos laborales y académicos, de la manera más efectiva y eficaz posible.

¿Qué se requiere para llevar con éxito una doble jornada?

Estar sumamente motivado

Tener metas claras y estar dispuesto a alcanzarlas es imprescindible para culminar estudios cuando se tiene que trabajar, pues allí radica la motivación o el impulso que anima a las personas a sacrificarse y continuar, a pesar del cansancio, el estrés y la sobrecarga de tareas diarias. Sólo las personas altamente motivadas terminan exitosamente una carrera universitaria o una especialización, a la vez que cumplen una jornada laboral.

Ser organizado

Es necesario planificar las actividades con base en horarios que incluyan los fines de semana y días de descanso, pues estos espacios se aprovechan para ponerse al día en algunas tareas atrasadas, adelantar trabajos, investigar o alternar horas de descanso con estudios.

Levantarse temprano, poner las cosas en orden, tener una pizarra de datos y planificación con fechas importantes, talleres, fechas de entregas, números telefónicos y datos de los compañeros, son pequeñas herramientas que ayudan a mantener un ritmo de actividades acorde a las ocupaciones, y evita olvidos y retrasos.

Mantener el equilibrio entre las dos actividades

Cuando se estudia y trabaja, es inevitable sentirse estresado con frecuencia, lo importante es prevenir que las cosas no se salgan de los límites razonables, y aprender a superar estas alteraciones.

Una manera es incluir en los horarios el descanso necesario, para que el cuerpo y la mente tengan la oportunidad de relajarse, y cargarse de energía nuevamente. Sin una mente clara y un cuerpo sano, las tareas cotidianas se tornan más difíciles.

Es efectivo también incluir al menos un día a la semana para hacer un deporte o actividad física fuerte, que exija al cuerpo estirarse, moverse y hacer un gran esfuerzo. Esto ayuda considerablemente a eliminar el estrés.

Establecer límites entre el trabajo y el estudio. Cuando se acude a la oficina, la atención debe estar colocada en las responsabilidades laborales. Robarle tiempo al trabajo para investigar y hacer tareas, o para pasar un informe, tiene como resultado un desempeño mediocre en ambos roles. Dedique el tiempo necesario a cada actividad según el horario.

Mantener las metas claras

Cuando las exigencias laborales y familiares superen la capacidad de cumplir con los estudios, antes de abandonar, se puede optar por aligerar la carga académica tomando menos materias, o escogiendo solo las más fáciles, esto ayudará a superar la etapa de recarga de obligaciones, sin perder la motivación y el ritmo de los estudios, es preferible avanzar lento pero seguro, que darse por vencido, pues los sentimientos de frustración pueden llegar a ser muy perjudiciales con el tiempo.

Cosas prácticas que ayudan

  • Poner toda la atención posible en clases para aprovechar al máximo las lecciones
  • Estudiar y hacer los trabajos académicos en grupo
  • Adelantar materias
  • Establecer prioridades semanales
  • Trabajar de manera eficiente para que las responsabilidades laborales no retrasen las académicas, teniendo que cumplir horas extras, por ejemplo

Otras opciones para gente que trabaja

Estudios a distancia

Las universidades a distancia son una excelente alternativa para cursar una carrera, ya que ofrecen toda clase de facilidades y adaptan los programas para que los alumnos asistan los fines de semana, o en horario especial. Cuentan con tutores y exigen la modalidad presencial solo para cumplir con las evaluaciones y exámenes.

Formación online

Son otra forma de obtener un título universitario. Existen instituciones reconocidas internacionalmente, que garantizan la formación profesional a través de la web. Tienen la ventaja de ofrecer la oportunidad de estudiar, a un gran número de personas con serias limitaciones para asistir a un plantel universitario.

Agregar comentario