Terremoto de Mexico 2017
Terremoto de Mexico 2017

Un país: México. Terremotos: 2 en el mismo mes, septiembre de 2017. Implicancia: Muertes, heridos, desaparecidos y graves destrozos. Uno, el 7 de septiembre a las 23:49 hora local, de magnitud 8 en la escala de Richter y más de 308 muertos y cientos de heridos y desaparecidos. El otro, 11 días más tarde, el 19 de septiembre, a las 13:14 hora local, de magnitud 7,1 con unos 273 muertos y centenares de heridos.

Testimonios reales

¡Con esto queda todo dicho! ¿Se imaginan las escenas? Les ofrecemos algunos testimonios de las víctimas.

Deja la puerta abierta para que podamos recuperar algo … Y me respondió que dejó la puerta abierta. Salió al trabajo y cuando llegó ya …

comentaba entre lágrimas que le caían por sus mejillas Nadia Brito, mirando los restos de su casa, que se mantiene en pie, pero totalmente destrozada por dentro.

Víctor Salles también nos transmitía la situación que veía y sintió:

Estábamos en un piso 18, se empezó a mover toda la estructura. La gente estaba muy asustada

De mi jubilación, el dinero que recibí lo invertí todo y me duele que todo ese dinero que invertí, que no gocé, que no me compré, que no poseí, que no disfruté… haya quedado todo aquí y terminado,

lamenta Elvira, profesora jubilada, entre lágrimas, con cara de tremendo sufrimiento, con su pelo recogido.

Yo por eso le dije a él, salva a la niña que yo me quedo aquí. Al final, logré salir,

así relata la esposa de un hombre que sacó a su hija de su casa porque se les caía encima. Hoy la niña llama héroe a su padre “porque le salvó la vida”.

Cuando vio mi mamá que se le estaba descombrando la casa, empujó a mi sobrina y hermana. Pero, mi mamá ya no pudo salir porque se le cayó el muro encima,

lo cuenta la hija de una mujer que puso su vida en peligro y murió a costa de salvar la de su familia.

Yo enterré a mi hija. Mi hija tenía 7 años, estaba en segundo de primaria y falleció en el terremoto del martes,

aseguraba Mónica Ortega, madre de la niña fallecida. Pero Mónica ante esta situación no se quiere quedar sentada y afirma:

Si puedo aportar algo y que el señor Gregorio pueda encontrar a la señora Reina. Yo creo que eso me va a dar un poquito de alivio

Son las palabras de una madre que perdió a su hija cuando estaba en el colegio.

La actriz mexicana Salma Hayek también cuenta su testimonio y solicita fondos ante este desastre de consecuencias incalculables aún:

Después del temblor de 1985 de la Ciudad de México tuve que ser evacuada de mi departamento. Mucha gente que conocía murió. Incluyendo un tío al que quería mucho. Yo he sido testigo de lo que pasa tras un terremoto de esta magnitud. Estoy invocando esta solicitud de recaudar fondos, para juntar dinero y así ayudar a estas familias que están viviendo esta pesadilla. Les pido por bondad de su corazón que tengan compasión de esta gente.

Unos terremotos que han sesgados vidas y destrozado familias. Unos sismos con características propias:

  • 7 de septiembre a las 23:49 hora local, con magnitud 8, sacudió las costas de México dejando un saldo que ya asciende a 308 muertos y cientos de heridos y desaparecidos, según datos facilitados por el Servicio Sismológico Nacional de México. Estamos ante el mayor terremoto registrado en la Ciudad de México desde 1985 y el mayor en todo el país desde 1932, según información procedente de fuentes oficiales.
  • Y 11 días más tarde, el día 19 de septiembre de 2017, a las 13:14 hora local, volvió a temblar la tierra. Se produjo otro terremoto en México, otro movimiento de tierra de magnitud 7,1 en la escala Richter, que sacudió el centro del país. El epicentro tuvo lugar a 57 kilómetros de profundidad, a 12 km al sureste de Axochiapan (Morelos), según el Servicio Sismológico Nacional mexicano.

Unos 273 muertos y un centenar de heridos es el balance, en el momento de editar este artículo.

Este sísmo se ha producido justamente cuando se cumplen 32 años de la peor tragedia que vivió el país azteca durante el terremoto de 1985 que causó 10.000 muertos.

Qué pasó el 19 de septiembre de 1985?

A las 7 de la mañana y durante sólo dos minutos y medio la tierra temblaba en México. El epicentro, a 15 km de profundidad, cerca del río Balsas, en la costa de Michoacán, en el océano Pacífico, contó con una magnitud de 8,1 en la escala Richter. Más de 3.600 personas perdieron la vida, la energía liberada del sismo equivalió a 30 bombas atómicas. El país quedó totalmente destrozado e incomunicado. 30.000 edificios se derrumbaron. Eran muchos los que decían que “la ciudad de México había desaparecido por completo”. Fue un suceso que marcó la vida de los mexicanos para siempre.

Solidaridad con México

Todas las noches trabajando. ¿Quiénes? Todos. Equipos especializados, entre ellos miembros del equipo de Rescate (los Topos), el ejército de México y los mismos ciudadanos afectados. México y países internacionales.

¿Y cómo son las noches y los días? Hasta altas horas de la madrugada en busca de cuerpos vivos, ayudando a derribar escombros, buscar supervivientes o colaborar con alimentos, medicinas, bebidas, linternas…

Forman cadenas humanas para pasarse la comida y llevarla a su destino o para quitar escombros y desenterrar esa posible víctima.

Ayuda internacional

Ha llegado por todas partes. Desde Colombia hasta Israel. Países como España, Honduras, Colombia, El Salvador, Ecuador Panamá, Perú, Ecuador, Chile, Japón, Israel, Estados Unidos…

También han ofrecido viajes gratuitos las compañías internacionales Uber y Cabify.

Tecnologías de apoyo

Ha jugado un papel fundamental: Facebook, twitter, WhatsApp. Basta colocar “Terremoto de México” para obtener información en tiempo real. Se ha utilizado estos medios para informar donde están y la ayuda que requieren.

Teléfonos de emergencias

  • Cruz Roja: 065
  • Servicio Nacional de Emergencias: 911
  • Bomberos: 068
  • Policía: 060

Héroes anónimos

Son los héroes sin capa, sin casco, pero sí con un visor para proteger sus ojos del humo, polvo y sustancias peligrosas. Son fundamentales en las tareas de rescate de personas con vida. Por eso, les dedicamos este espacio. Se cansan, se agotan y sienten fatiga también. Son los perros de rescate: Titán, Frida, Eco, Evil, Kublay y Hueso.

  • Titán es miembro del Cuerpo de Bomberos de Silao. Ha participado en el rescate de al menos unas 15 personas.
  • Frida tiene 7 años. Trabaja en las labores de rescate de la escuela Rébsamen. También ha participado en otros países. Ha ayudado a rescatar a unas 56 personas con vida.
  • Eco y Evil han ganado el aplauso por sus labores en las zona devastada de Oaxaca.
  • Kublay, el oficial canino de la Policía Federal. Tiene 9 años. Lleva 8 en la corporación. Ha intervenido en distintas operaciones. Ahora participa de manera activa en las labores de rescate de México.
  • Hueso pertenece a la Cruz Roja Voluntaria Mexicana. Se dedica a encontrar sobrevivientes de entre los escombros.

Caos y rostros

Paseando entre los escombros, por las calles, nos topamos con todo tipo de rostros; el de la tragedia, del dolor y desolación. Nos encontramos rostros como estos:

  • El rostro de un mexicano que acaba de perder su hogar.
  • Los rostros de expertos que sin descanso se ocupan de la dura tarea de retirar escombros sin descanso.
  • El rostro de un miembro del grupo de rescate mexicano (los Topos) que refleja tristeza, desolación, cansancio…
  • El rostro de estudiantes que se dedican a ayudar en edificios derrumbados.
  • Rostros preocupados.
  • Rostros solicitando silencio para escuchar una posible vida.
  • Los rostros inocentes de los niños.
  • Los rostros de hombres sin límite de edad para ayudar.
  • Los rostros de la angustia, la tragedia y la escena de rescate esperanzadora.
  • El rostro de la tensión de un bombero de la Ciudad de México.
  • El rostro de la impaciencia.
  • El rostro del silencio como herramienta más importante para encontrar vida bajo las toneladas de cemento apiñado.
  • El rostro de supervivientes, voluntarios, autoridades y topos (rescatistas) que continúan con la esperanza de encontrar vida bajo los escombros.

Y finalmente: Un español muerto y unos 10 desaparecidos

Así se llama y esta es la identidad del español que ha fallecido en los terremotos registrados este mes de septiembre, en México, Leopoldo Nieto Cisneros, investigador de sida, con raíces en Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Residía en la Colonia del Valle, en el edificio Edimburgo 4, de la calle Escocia. Al principio se le dio como desaparecido. Finalmente se ha confirmado su muerte.

Aún hay en México, 156 desaparecidos en total, de los que unos diez son españoles, según el registro de ciudadanos y familiares. El ministerio de Exteriores español ha facilitado un número de emergencia telf. 5542468136 para que familiares, amigos puedan comunicarse con la ciudad de México. Otros teléfonos también disponibles: 52804383, 52817113, 52804758 y 52804633. Embajada y Consulado están atendiendo tanto en México como en España.

Puntaje: