China dijo que está preocupada por el bombeo de agua radioactiva de Japón, proveniente de su planta de energía nuclear.También preocupa el impacto de la crisis de Japón sobre la economía mundial.

China está realizando un intenso seguimiento de las acciones de Japón para recuperar el control de la planta, y le exige a Tokio información constante al respecto. Todo surgió a partir de la llegada de buques a China (desde Japón) que presentaban altos niveles de radiación.

Sin embargo, el control de la planta nuclear Daichii no es lo único que preocupa, sino también la situación de la economía de Japón, la cual también tendrá su posible impacto sobre la economía mundial.

Los líderes del G-20 le pedirán a Tokio que ponga en marcha un plan para resucitar su economía, ya que las consecuencias del terremoto pueden afectar el crecimiento mundial, según declaró Takatoshi Kato, ex funcionario del FMI.

El paso de un terremoto y un tsunami por Japón dejó como saldo 28.000 personas muertas y desaparecidas y una seria crisis nuclear.
Según dijo el gobierno japonés: "La tercera mayor economía del mundo está en un estado grave".

La réplica de 7,1 ocurrida el jueves 7 de abril que sacudió la costa este de Japón, mató a 3 personas y lesionó a otras 141 personas. También dejó a 4 millones de hogares sin energía eléctrica y provocó una evacuación de los trabajadores de la planta dañada de Fukushima.

Ya son varios los países que prohibieron el ingreso de importaciones de alimentos provenientes de Japón, por temor a la radiación. Cabe destacar que la interrupción de las cadenas de suministro, no solo de alimentos, sino también de piezas de automóviles y electrónica, está afectando a todo el mundo.

Fuente: Reuters

Agregar comentario