Presupuesto Grecia
Presupuesto Grecia

El domingo recién pasado Grecia aprobó finalmente su presupuesto 2013 a través del parlamento, algo que finalmente posibilita se desbloqueen los fondos de rescate internacional, aunque todavía queda superar el escollo de los acreedores, quienes pueden provocar una demora indeseada en este proceso de salvataje económico.

El parlamento de Atenas aprobó un paquete de medidas económicas, consideradas como austeras, por un costo de 13,5 miles de millones de euros, lo que era considerado una condición previa por la Unión Europea, el Banco Europeo Central y el Fondo Monetario Internacional para la entrega del segundo paquete de fondos de rescate.

A juicio del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, la aprobación del presupuesto 2013 para Grecia supone un avance sumamente importante, por lo que los ministros de finanzas se reunirán este lunes en Bruselas para discutir nuevamente el tema de Grecia. Después de la votación del pasado domingo, donde se votó en favor del primer ministro Antonis Samaras, es muy probable que se otorguen dos años más para cumplir con los objetivos presupuestarios propuestos originalmente en marzo, teniendo acceso con ello a los 31,5 miles de millones de euros, lo que le permitirá a Grecia estabilizar sus bancos y amortizar la deuda de corto plazo.

Para Grecia las cosas no serán fáciles, sobre todo si consideramos que en los últimos días se ha estado comentando que en Bruselas no pueden ponerse de acuerdo los líderes internacionales involucrados en el tamaño del problema económico que hay que apalear para conceder a Grecia niveles sostenibles. Los estimados propuestos hasta ahora hablan de 30 miles de millones de euros, aunque podría ser más.

Con una discusión abierta y la posibilidad de tener que poner más dinero del que se ha hablado hasta el momento, la posibilidad de tener que asumir pérdidas sobre la situación griega es cierta, lo cual ha desviado la atención en la toma de otras medidas como el recorte de tasas en préstamos anteriores, además de un ajuste del PIB y la deuda en un 120% para el 2020.

Draghi dijo el jueves pasado que el Banco Central Europeo podría tener ganancias en la solventación de la deuda griega, estimada en 15 mil millones de euros, aunque adelantó el Banco no está listo para tomar otras medidas, por lo que la responsabilidad recae sobre la corte de los estados de la Eurozona.

La canciller alemana Angela Merkel y otros líderes del viejo continente se han comprometido en hacer lo necesario para que Grecia permanezca dentro de la zona euro, aunque evitan pedir a los propios contribuyentes dinero para revitalizar otra economía. Si este acuerdo no se consigue hacer dentro de la semana, Grecia tendrá que hacer frente a 5 mil millones de euros el 16 de noviembre por bonos del Tesoro.

Puntaje: