Apple y su fabricante Foxconn comenzarán la producción del iPad en Brasil, en un proyecto que recibirá $12 billones de dólares de financiación.

Vale destacar que se trata de una de las ofertas de inversión extranjera más grande realizada en Brasil. El ministro de tecnología, Aloizio Mercadante, realizó el anuncio durante la misión comercial a China, dirigida por la presidente Dilma Rousseff.

La propuesta fue hecha por el presidente de Foxconn, Terry Gou, quien se reunió con la mandataria Rousseff en Beijing, recientemente.

El fabricante de Apple está intentando construir una nueva fábrica en Brasil para hacer los gadgets. La inversión se realizaría en un período de cinco años, y generaría cerca de 100.000 puestos de trabajo.

El anuncio no fue bien recibido por los analistas en Brasil, quienes consideran que los números son poco realistas.

"La maduración del intercambio entre Brasil y China traerá enormes beneficios mutuos, sobre todo porque incorporará productos intermedios, tecnología, conocimientos y bienes de capital, lo que contribuye a la mejora de los canales de distribución, tanto en Brasil como en China. Contribuye a la generación de ingresos, empleo y desarrollo conjunto, así como a la lucha contra las desigualdades sociales y regionales en nuestros países", declaró Rousseff durante un discurso en la capital china.

Mientras tanto, la Agencia Brasileña de Telecomunicaciones (Anatel) autorizó la venta de iPad 2 la semana pasada, aunque todavía no hay fecha de lanzamiento oficial en Brasil.

Foxconn inició sus operaciones en Brasil en el año 2005, con unidades en Manaos, la capital de Amazonas, y en Minas Gerais y São Paulo. Se cree que el nuevo sitio tendrá su sede en la ciudad de Jundiaí.

Puntaje: