La Reserva Federal de Estados Unidos instó al G20 a concertar una reunión para reformular la economía mundial.

El gobierno estadounidense lanzó una gran apuesta: mediante la coordinación tratar de allanar todos los caminos para efectuar una reforma financiera mundial.

Es una jugada muy fuerte y una invitación a mirar alto y a futuro. En la eurozona se siguen reclamando más recortes, lo cual hace cada vez más difícil el panorama. La economía de Estados Unidos tampoco parece tomar despegue. Por tanto, el gobierno ve como una de las posibilidades la unidad para lograr sortear este difícil trance que están padeciendo las principales economías.

La Reserva Federal de Estados Unidos instó al G20 a concertar una reunión para cumplir con una reformulación de la economía mundial. No será absolutamente fácil, se requerirá de una gran disposición y ayuda recíproca internacional.

Corea del Sur es actualmente el país presidente del Grupo de los 20, la necesidad de este grupo de potencias es vital para que los cambios sean profundos y serios, además, deberán ser sólidos y demandará la interacción entre todos los países.

Este 4 y 5 de Junio se reunirán los ministros del área de finanzas del grupo en Corea del Sur, a los efectos de ultimar los detalles de la próxima cumbre de jefes de Estado del G20, que se llevará acabo también en este mes, los días 26 y 27 de junio en Toronto, Canadá.

Los países integrantes del G20 se han mostrado proclives a efectuar una reforma como la planeada, con la intención de no volver a cometer los mismos errores que generaron el sufrimiento de la difícil situación económica que se está atravesando, fundamentalmente en Europa.

Las intenciones son buenas, aunque hay quienes se muestran escépticos de los buenos resultados, las argumentaciones se refieren a que existiendo la mejor de las voluntades a nivel nacional, no surtirá el efecto deseado en tiempos en que los bancos realizan operaciones a través de los diferentes países.

La Reserva Federal norteamericana, mediante sus voceros en Seúl, manifestaron su optimismo en la restauración de la economía estadounidense, a la vez que alegaron que el golpe de la crisis -aludiendo a la eurozona debido a la elevada deuda que enfrenta- será mínimo en la economía mundial.

Alemania, que en estos momentos está padeciendo una crisis política importante con la dimisión de su presidente, en medio de declaraciones que generaron gran revuelo, ratificó su decisión de llevar adelante una política muy rigurosa en el área fiscal hacia el 2011 y los años venideros, pues de lo contrario verán frustradas las expectativas de resurgimiento económico.

El Ibex-35 de la Bolsa de Madrid volvió a perder, esta vez 0,7%, París cerró a la baja 0,21%

Rodríguez Zapatero, solicitó nuevamente a los sindicatos y las patronales que realicen en esta semana un acuerdo bipartito de reformulación del mercado laboral. Esta es la única vía de contribuir a la recuperación económica española, expresó el primer mandatario.

La tasa de desempleo sigue sin bajar y la desesperación del gobierno es mayúscula. Ya ha dejado postulados históricos el socialismo en cuanto a las reformas que disminuyen los sueldos y congelan las jubilaciones. El presidente Rodríguez Zapatero -de centro izquierda- ve con honda preocupación la situación, aunque mantiene la esperanza en que las medidas adoptadas surtan efecto, no obstante lo anterior, es consciente que queda mucho por hacer, y con medidas que pueden seguir siendo poco "simpáticas" a la población.

Agregar comentario