Recuperación económica
Recuperación económica

El problema financiero de Estados Unidos no está resuelto, si bien es cierto que hubo puntos a favor en el último período y un crecimiento que levanta el ánimo para los más compungidos por la crisis, las últimas estadísticas del Sistema de Reserva Federal (FED), hacen notar que se crece poco y no de forma pareja en los distintos estados que componen Estados Unidos.

El crecimiento ha sido sostenido en casi todo Estados Unidos, aunque no lo suficiente en ciudades como Cleveland, Kansas city, Atlanta, Chicago Richmond y Nueva York, por un descenso en la actividad y problemas de producción en algunos casos. Sin perjuicio de los esfuerzos que hace el comercio por contribuir a la reactivación, los consumidores actúan con cautela todavía, donde se denota una preferencia por los bienes básicos y no los duraderos, entre los que sorprende la baja en la compra de autos.

Los beneficios fiscales que incentivaban la compra de bienes raíces terminaron y con ello la bonanza en la promoción de bienes raíces. Luego del mes de Abril, la fuerza en el nivel de venta de inmuebles decayó notoriamente. Ben Bernanke, presidente del FED citó a una reunión para el 10 de Agosto, donde habrá que revisar nuevamente las tasas de interés, que no se descarta que pudieran bajar y mantenerse en el ritmo que llevan con la clara intención de renovar la economía norteamericana deprimida en muchos sectores.

La problemática para Estados Unidos está en la incertidumbre con la que el sistema económico local enfrenta momentos difíciles, no pudiéndose descartar medidas adicionales si es necesario para renovar el ambiente e incentivar el crecimiento.

Aunque ya se dijo “no” a una nueva recesión, situaciones como el desempleo, la caída en la actividad inmobiliaria y baja en las manufacturas preocupa a todo el sector económico por una posible segunda recesión… aunque si no ocurre ¿Qué pasará? Uno de los problemas más grandes que enfrenta Estados Unidos en estos días es el desempleo, pues con él los consumidores no pueden actuar con normalidad y afecta gravemente a la recuperación económica del país. Aún así, aunque el desempleo disminuya poco a poco, faltará un tiempo considerable para que se recupere lo perdido entre los años 2008 y 2009.

Puntaje: