Obama advirtió sobre los riesgos del déficit presupuestario

(ANDINA) El presidente estadounidense Barack Obama, dijo que un fracaso a la hora de combatir el déficit presupuestario de Estados Unidos causará graves daños a la economía, al tiempo que indicó que aún es posible llegar a un acuerdo con los republicanos.

En un encuentro con los habitantes de un suburbio de Washington, Obama dijo que no lograr resolver la situación fiscal llevaría a los bancos a cobrar tipos de interés mayores y a hacer más difícil el acceso al crédito para los estadounidenses.

Además, defendió su plan para recortar el déficit, marcando una clara diferencia entre los programas de los demócratas y los de los republicanos; aunque dijo que aún es posible alcanzar un acuerdo a pesar de las grandes diferencias entre ambos partidos.

Al día siguiente de que la agencia de calificación Standard & Poor's amenazara con recortar su nota de EE.UU. por temores a que los políticos no puedan ponerse de acuerdo sobre cómo recortar el enorme déficit, Obama dijo que ambos partidos comprenden que hay que reducir cuatro billones de dólares en una década.

El problema sigue estando en cómo hacerlo, y el presidente no dio muestras de tener una mayor flexibilidad en sus demandas de subir los impuestos para los más adinerados, y mantener las inversiones en educación e infraestructuras.

Los republicanos se oponen a sus planes de acabar en 2012 con los recortes para los ricos que aprobó su predecesor George W. Bush y ponen en duda su capacidad para comprometerse a realizar recortes significativos en el gasto.

S&P considera a estas diferencias un riesgo para que Washington consiga luchar contra los problemas fiscales que atenacen al país en 2013, después de las próximas elecciones presidenciales.

Sin referirse directamente a la decisión de la agencia de calificación de revisar su previsión para la nota estadounidense, Obama dijo que ambas partes siguen estando muy separadas en cuanto a cómo afrontar el déficit.

"Todo el mundo está de acuerdo en que es un problema. Todo el mundo está de acuerdo en cuánto tenemos que reducir el déficit a medio plazo", dijo frente a estudiantes en un centro educativo de Virginia.

"La gran pregunta que hay que resolver es: ¿cómo lo hacemos?", afirmó. "No os quiero mentir, hay una gran brecha filosófica ahora mismo. Creo que hay que hacerlo de un modo equilibrado", agregó

Los asesores de Obama han intentado transmitir el mensaje de que S&P ha sido demasiado pesimista sobre la posibilidad de un acuerdo.

Una encuesta aparecida el martes en el diario Washington Post mostró que los niveles de aprobación del presidente están cerca del récord negativo, ante el aumento del pesimismo económico en el país. Según el sondeo, el 47 por ciento aprueba su gestión, siete puntos menos que en enero.

Agregar comentario