Economía alemana
Economía alemana

El Banco Central de Alemania ha dicho que el país podría caer en recesión el próximo año, ello debido a las terribles pérdidas que ha sufrido Europa, lo que ha provocado se pierda parte de la inmunidad de la que estaban provistos los países de la región. Las perspectivas de la economía alemana han ido cambiando con el devenir de los últimos acontecimientos, señaló el Bundesbank en un comunicado, agregando que “hay claros indicios de que la actividad económica caerá en el último trimestre del 2012 y primer trimestre del 2013”.

El crecimiento predicho por el Bundesbank para el año que viene es de apenas un 0.4%, algo que está muy por debajo del pronóstico hecho en junio (1.6%). Parte de la culpa está en los profundos problemas económicos que tienen muchos de los países de la zona Euro, los que han tenido que ser rescatados y motivan planes de austeridad que aumentan la desaceleración económica. El jueves recién pasado el Banco Central Europeo publicó los pronósticos para el 2013, donde se detalló que la contracción será importante y se podría caer en una nueva recesión (la última fue en 2009).

Si bien hasta el momento Alemania había soportado con fuerza los embates económicos de los países en crisis dentro de Europa gracias a las fuertes exportaciones hacia Estados Unidos y Asia, la falta de crecimiento de esas economías y la incertidumbre mundial que pesa sobre Europa hacen que Alemania tambalee un poco y deba cancelar varios proyectos que tenía previsto. El desempleo es otro de los factores que no ha ayudado, por lo que el Bundesbank cree aumentará éste a un 7.2% el 2013 (6.8% en 2012).

La producción alemana cayó en un 2.6% en octubre del presente año, lo que se complementó con el informe entregado este viernes por la oficina de estadísticas que lo comparó con el 1.3% de septiembre.

No obstante lo anterior, el Bundesbank cree en la economía alemana (la cuarta más grande del mundo), por lo que apuntan a que se recupere con fuerza en 2014 con un nivel de crecimiento cercano al 1.9% siempre y cuando los conflictos en la Eurozona se disipen y se consiga cumplir con los lineamientos de austeridad que los países con problemas deben seguir.

Los Gobiernos en países como Italia, España, Portugal y Grecia están enfocados en planes de austeridad plurianuales que tienen por objeto poner en regla sus economías. Portugal anunció este viernes que su economía se contrajo un 3.5% el tercer trimestre, mientras que el segundo lo hizo en un 3.1%.

Los ministros de finanzas de Europa tienen intenciones de lanzar un sindicato bancario en lo que sería un esfuerzo crucial para poner punto final a la crisis, además de ser una prueba clave a la voluntad que tiene cada país para salir adelante e impulsar a Europa en su conjunto una vez más.

Puntaje: