El Banco Mundial declaró que el aumento global de los precios de la energía y los alimentos, derivará en consecuencias para un gran número de países en desarrollo, lo cual terminaría por aumentar el nivel de pobreza.

La institución dijo que las turbulencias en Oriente Medio y el norte de África impactaron en el aumento del petróleo en un 21 por ciento.

"Los incrementos en los precios de los alimentos están vinculados con las alzas en los precios de la energía", indicó el informe.

Un aumento del 10 por ciento en el precio del petróleo repercutió en un incremento en el precio de los alimentos del 2,7 por ciento.

En su informe del 15 de febrero, el Banco Mundial había declarado que el aumento en el precio de alimentos había dejado en estado de pobreza a cerca de 44 millones de personas.
Un nuevo aumento del 10 por ciento en los precios de los alimentos podría dejar a cerca de 10 millones de personas más en situación de pobreza.

"Son más las personas pobres que sufren y más las que podrían caer en la pobreza debido al alza y la volatilidad de los precios de los alimentos", dijo el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.

Las subas más pronunciadas en los precios del maíz se observaron en Kenia, Somalía, Uganda, República Democrática del Congo y Benín, así como también en México, Brasil y Argentina.

El Banco Mundial pidió comenzar a trabajar en políticas que reduzcan la presión sobre los mercados de alimentos.

Fuente: Reuters

Comentarios

Mientras exista esa politica explotadora del FMI que sólo favorece al capitalismo imperial, donde se benefician únicamente un 20% de la clase altísima de la oligarquia del mundo, los pobres seguirán siendo más pobres. Ya es justo y necesario que el mundo político gire su timón al socialismo mundial, si el 50% de la población del mundo se dedicara a la agricultura sin mercantilismo, sino que funcionara el "trueque agricultor entre naciones", sólo así podremos salvarnos.

Ysaac,

¿Que tipo de socialismo es el que propone? El anteriormente aplicado en la ex Unión Sovietica, que fracazo, o el modelo actual chino, donde la redistribución de la riqueza todavía se encuentra en proceso de desarrollo.

Nos encantaria escuchar su propuesta.

Gracias por participar.

Saludos,

Augusto Ellacuriaga

Agregar comentario