Las bolsas asiáticas recortaron sus pérdidas gracias al alza de las tasas de interés en China, mientras que Estados Unidos se prepara para anunciar una nueva medida en noviembre.

China sorprende con alza de tasas de interés

Este miércoles, China (después de largos tres años) aumentó la tasa de interés para evitar que explotara una burbuja, aseveró Tomomi Yamashita, gerente de fondos Shinkin Asset Management. La medida no provocó que la economía comenzara a enfriarse, pero sí provocó un interés de los mercados por comportarse de forma más cautelosa a la hora de asumir nuevos riesgos.

El viernes comienza la reunión del G20 y esta medida en China, que aumentará la tasa de interés para depósitos y préstamos a un año, lo que da muestra de una cooperación entre Pekín y Estados Unidos para tratar de componer la situación que comenzó con un problema de valoración cambiario por parte de los asiáticos, criticado por Obama y los mandatarios europeos.

Hasta el momento la tendencia no ha cambiado en nada, todos siguen pensando que Estados Unidos se mantendrá con una amplia liquidez para ayudar a bonos y materias primas, aunque todo esto puede cambiar luego del viernes y el punto será ver qué ocurre con los flujos de dinero, si cambian su curso actual o se mantienen, lo que hará del lunes un día muy interesante.

Aunque las bolsas asiáticas recortaron en parte las pérdidas sufridas en los días anteriores, es preciso decir que hubo un descenso nuevamente, a saber, el índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas bajó un 0,1%, mientras que el Nikkei observó una baja de 1,65% debido a la decisión de los inversionistas que recogieron sus beneficios antes de tiempo, luego de conocer el aumento del interés en China. Otro de los índices que perdió en la jornada fue el Hang Seng (-0,87%), mientras que Shanghái aumentó en un 0,07%.

Lamentablemente el dólar terminó con su alza consecutiva y se enmarcó con un descenso el miércoles 20 de octubre del 0,47%, luego de haber disminuido la brecha de pérdidas en un 1,6%. El euro se apreció en 1,38 dólares. La opinión de los expertos al finalizar la jornada fue la misma: "Hubo una reacción exagerada tras el anuncio de China”, sobre todo porque no se conocen las políticas que aplicará la FED, que en caso de relajar su sistema monetario, limitará cualquier rebote del dólar.

El valor del barril de petróleo rebotó luego de la decisión de China, mientras que el oro se estabilizó y quedó finalmente a un precio de 1.340 dólares la onza.

Estados Unidos sigue creciendo, pero demasiado lentamente

Aunque Estados Unidos se está recuperando, este crecimiento ha sido demasiado lento y muestra de ello es la excesiva cautela con que los empleadores contratan nuevo personal y generan empleos, según la opinión de la propia Reserva Federal.

Para nadie será una sorpresa el anuncio de la FED en noviembre, cuando se informe que habrá un nuevo estímulo económico para Estados Unidos que tratará de incentivar la generación de empleo. Todos creen que la Reserva Federal va a comprar bonos del Tesoro, eso luego de observar cómo la tasa de interés casi llega a cero y se ha adquirido un total de deuda pública e hipotecaria por un valor cercano a los 1.7 billones de dólares. Del informe que dio a conocer la FED, se apreció un leve crecimiento en el gasto de los consumidores, mientras que las exportaciones tuvieron un aumento, pero el sector inmobiliario se mantiene débil.

Agregar comentario