Huelga general en Grecia contra medidas de ahorro

(ANDINA) A la espera de que el Parlamento griego vote hoy un nuevo e impopular paquete de medidas de ahorro, más de 20.000 personas se concentraron en las calles de Atenas, en una nueva huelga general de 24 horas, la tercera de este año.

La policía griega ha disparado gases lacrimógenos contra las decenas de miles de manifestantes congregados frente al Parlamento, que han respondido lanzando piedras y yogur a los agentes.

Convocada por los sindicatos mayoritarios, la huelga paraliza la circulación de trenes y barcos y afecta también a la prensa, pues se han sumado a ella los periodistas de todos los medios.

Permanecen también cerrados los bancos, los ministerios, los servicios al público, las guarderías infantiles y las empresas estatales en vías de privatización.

Los hospitales públicos atenderán únicamente casos de emergencia, los medios de transporte urbano harán paros por algunas horas y el comercio en Atenas cerrará tres horas al mediodía.

La excepción esta vez son las aerolíneas y los aeropuertos, que funcionarán normalmente permitiendo los vuelos para no afectar al turismo.

Los griegos protestan contra la implementación de un paquete adicional de medidas de austeridad del que depende que continúe recibiendo ayuda de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar la quiebra.

Además, la Confederación General de Trabajadores (GSEE), la Unión de Funcionarios Públicos (ADEDY) y el Movimiento de Trabajadores (PAME), afiliado al Partido Comunista, han convocado a dos manifestaciones esta mañana en el centro de Atenas, que coincidirán frente al Parlamento.

Se sumarán al movimiento de los "indignados" griegos, quienes llevan 21 días acampando en la plaza Sintagma, frente al Parlamento, con la petición de un cambio y de "que se vayan ya los ladrones".

Los descontentos, a través de Internet, han llamado a formar una cadena humana alrededor del Parlamento, donde está previsto que se empiece a tramitar el nuevo acuerdo de medidas pactado con la UE y el FMI, a la espera de recibir un quinto tramo de ayuda de 12.000 millones de euros, imprescindible para que el país no quiebre el próximo mes.

Puntaje: