Las pérdidas económicas a causa de las catástrofes ocurridas en todo el mundo se dispararon el año pasado, el más mortífero desde 1976, según aseguraron los resultados del estudio que una compañía de seguros dio a conocer el martes.

Las pérdidas económicas de las catástrofes naturales y desastres provocados por el hombre alcanzaron un monto de 218 billones de dólares, según publicó la aseguradora Swiss Re, con sede en Zurich, Suiza. La compañía dijo que la cifra es tres veces mayor al monto que alcanzaron los daños ocurridos el año anterior: 68 billones de dólares. Las pérdidas aseguradas ascendieron a 48 billones de dólares, es decir, el 60% partir del año 2009.

En el año 2010, los desastres ocurridos causaron la muerte de 304.000 personas, el mayor número de muertes en 35 años, según dijo la aseguradora suiza. En comparación durante el año 2009 los desastres ocurridos causaron 15.000 muertes.

"El número de víctimas mortales y pérdidas aseguradas de los terremotos están aumentando", dijo Balza Grollimund, uno de los autores del estudio. "Las principales razones son el crecimiento demográfico, el mayor número de personas que viven en las zonas urbanas, así como el aumento de la riqueza y el rápido aumento de la exposición", declaró Grollimund.

Gran parte de la cifra de muertos se explica por el paso del terremoto que devastó a Puerto Príncipe, Haití, matando a 222.000 personas en enero de 2010. En la cifra de muertos del año pasado también se incluyen 56.000 muertes por la ola de calor de verano en Rusia, y más de 6.200 muertes por las inundaciones de verano en China y Pakistán.

El desastre más costoso fue el ocurrido el 27 de febrero: día en que pasó un terremoto frente a las costas de Chile, cuyas pérdidas aseguradas fueron de 8 billones de dólares.

En el décimo lugar entre las pérdidas aseguradas más grandes, se encuentra el derrame de crudo de BP en la costa del Golfo de los EE.UU., lo que costó 1 billón de dólares.

Swiss Re dijo que los daños del terremoto de Nueva Zelanda se estima que costarán entre 6 y 12 billones de dólares. Los daños del terremoto y tsunami ocurridos en Japón, aún se están contabilizando, aunque el costo se ha estimado en más de 300 billones de dólares.

Agregar comentario