Innovación financiera
Innovación y pobreza - Flickr.com

Estamos ante un momento de cambio, de eso ya no nos queda duda alguna. Mirando hacia atrás en el tiempo y situándonos en el escenario económico pre-crisis, podemos ser conscientes que el mayor cambio, el más estructural que han vivido las economías ha sido el cambio relacionado con la estructura y operativa de los sistemas financieros.

Sistemas financieros pre-crisis basados en la expansión descomunal a través de la especulación y la concesión de créditos y préstamos carentes de toda rigurosidad. Entidades de crédito que – sabiéndose el centro del funcionamiento operativo de las economías- expandieron sus tentáculos, abrieron más oficinas, contrataron más personal e hicieron crecer sus consejos de administración, únicamente gracias a la especulación y el endeudamiento de las sociedades.

Hoy, más de dos años después, todo ha cambiado. La crisis hizo estragos en la base de la pirámide pero también por extensión y por duración, en las cúpulas más altas de poder de las economías.

Y… el cambio se hizo necesario, un cambio basado en la generación de riqueza como base del modelo productivo que afectó también a los sistemas financieros.

Obviamente la tecnología, como buena fuente de innovación, logró ver sus fortalezas en la crisis global y centró la recuperación económica y el establecimiento de un nuevo sistema financiero, sobre su propia base. Y si, no cabe duda alguna que un sistema financiero innovador y tecnológico potencia el desarrollo económico, mejora la situación de los mercados y favorece el crecimiento de los países en desarrollo.

Relación entre el sistema financiero, la tecnología y la evolución

La banca online se ha transformado en uno de los grandes avances de nuestro tiempo. Acceso rápido a las posiciones bancarias que ha sentado las bases de la optimización de recursos, tanto para empresas como para las personas, ha minimizado el impacto de los fraudes y ha sido la clave de la necesidad de reducir las oficinas bancarias lo que ha aportado un mayor margen operativo a las entidades.

Pero… ¿qué relación existe entre la banca online y la evolución de los países en desarrollo?

La respuesta a esta pregunta la encontramos en los países emergentes, cuyas economías han vivido con mayor virulencia el impacto de la banca electrónica. Mientras que en el mundo desarrollado, el sistema financiero tecnológico se trató como una cuestión de innovación, en las economías emergentes el acceso a la banca online ha supuesto la apertura de los mercados cerrados antes de la explosión de las plataformas financieras que operan a través de Internet

Pero, adicionalmente y a medida que la banca online evoluciona, se puede establecer una relación de gran trascendencia con las variables que miden la evolución que se lleva a cabo en los países en desarrollo.

Mejora de la calidad de vida

¿Cómo se puede establecer una relación entre la ayuda a la población con menos recursos y el sistema financiero online?… muy fácil, la banca móvil es un recurso incipiente aún, su potencial para fomentar la ayuda en los países emergentes es clara, el acceso a servicios financieros o bancarios reales, que puedan expandirse e implementar modelos novedosos de apertura para minimizar el impacto de la falta de acceso y oportunidades, es un terreno virgen, por lo que la banca móvil se transforma en un cable a tierra para los países con mayor porcentaje de pobreza.

Recepción de dinero y crecimiento económico

Mientras en Estados Unidos, enviar una remesa de efectivo a un familiar o gestionar su cuenta bancaria, se realiza con un solo clic, en países como África se necesitan 48 horas para pagar una factura.

Por lo tanto es obvio pensar que cuando millones de ciudadanos sólo pueden ser parte de la economía de una nación a través de la tenencia de física del dinero o la presencia física en el banco, no resultará fácil para la economía crecer de forma sostenida.

El acceso a microcréditos para emprendimiento de concesión rápida, la implantación de banca móvil y el acceso a las herramientas necesarias para implementar y desarrollar nuevas áreas de negocio basadas en el emprendimiento, es aún el eslabón perdido para muchos países en desarrollo, factor que se corregiría a través de una infraestructura financiera adecuada y tecnológica.

Corrupción y evolución

La corrupción es en un porcentaje muy elevado, junto con la especulación, la clave de la pobreza en los países emergentes.

¿Cómo se establece la conexión entre la reducción de la corrupción y el sistema financiero online?, sin duda es una pregunta compleja, máxime si tenemos en cuenta que fue precisamente la ambición, la corrupción y la especulación de estos mismos sistemas, las que derivaron en la crisis. Sin embargo si analizamos las claves de la banca online, podemos demostrar que la eliminación de procedimientos manuales minimiza la capacidad de acción de los núcleos corruptos y previene el fraude.

A mayor tecnología… menor fraude y por lo tanto, menores posibilidades de mantener la pobreza en el mundo que sigue siendo un asunto de dinero.

Conclusiones

El fomento, la expansión y la implantación de sistemas financieros tecnológicos, la eliminación de procesos manuales y la apertura a las nuevas tecnologías, favorecen la evolución de las economías en desarrollo y por lo tanto, abre las puertas al reparto de recursos, a la innovación en constante evolución y a la progresiva eliminación de la pobreza en el mundo.

Salvo claro está, que se sigan permitiendo estructuras verticales, en las que los hilos del poder sigan a manos de las mismas cúpulas transmitidas de crisis en crisis y de ciclo en ciclo. La pobreza, el desarrollo de las sociedades y el reparto de recursos, siempre ha estado en las manos del poder y, no cabe ninguna duda que el poder y los sistemas financieros han sido siempre, indivisibles.

Puntaje: