Las elecciones presidenciales en Estados Unidos están sumamente cerradas, por lo que la decisión final podría basarse en muy pocos votos.

Barack Obama
Barack Obama

Nunca es bueno hacer predicciones, sobre todo cuando el terreno sobre el que realizan es tan cerrado como lo están siendo las elecciones presidenciales de Estados Unidos, sin embargo, hay que reconocer las agallas de dar una opinión en situaciones como éstas las tienen pocos.

La carrera presidencial, hasta el momento, es tan reñida que difícilmente permanezca en ese mismo estado por mucho tiempo más, por lo que es preciso cambien las cosas en el terreno del voto popular dentro de varios Estados, sobre todo en los más disputados donde el nivel de igualdad sorprende. El problema más grande para quienes se atreven a dar predicciones lo suponen aquellos lugares donde la diferencia entre los candidatos – Obama y Romney – no es superior a 1 punto, sitios donde la disputa podría llegar a tribunales inclusive.

La situación es, por decirlo de alguna manera, complicada si consideramos la diferencia no supera muchas veces 1 ó 2 puntos la popularidad de cada candidato, más todavía cuando el tema fiscal apremia y amenaza la pretensión de los partidos en disputa. Imaginado que uno de los postulantes a la Casa Blanca gane por uno o dos puntos en todos los estados ¿Qué pasaría?

Hasta el momento las tendencias mostradas en el sitio “RealClearPolitics” muestran una preferencia por el presidente Obama relativa a 201 votos por sobre el gobernador Mitt Romney, quien tiene 191 votos. Hasta el momento el actual presidente lleva una leve ventaja en todos los sondeos realizados. La superioridad se aprecia de la siguiente forma:

  • Michigan 16
  • Ohio 18
  • Pennsylvania 20
  • Wisconsin 10
  • Nevada 6

Mitt Romney

Si lugar a dudas, muchas son las cosas que pueden pasar durante las últimas 48 horas, por lo que daremos estos 70 votos a Obama y calcularemos un total de 271 votos a su favor. Continuando con la previsión señalada, el escenario posible sería el siguiente:

  • Colorado (9) – Durante las últimas 3 ó 4 encuestas, Obama lidera y el Denver Post ya le ha dado la victoria
  • Florida (29) – Según el conteo de NBC, Obama tiene la mayoría
  • Iowa (6) – 3 de 4 encuestas dan ventaja a Obama por sobre su contendiente
  • New Hempshire (4) – Las últimas 4 encuestas revelan que Obama gana
  • Virginia (13) – Las últimas 2 encuestas más recientes dan un margen de ventaja a Obama por sobre su contendiente

De esta forma encontramos 68 votos más para el presidente Obama, llegando así a un total de 339 votos. Si a lo anterior añadimos Carolina del Norte (15 votos) en favor del Gobernador Romney, la ventaja sería de 206 votos. Es cierto que las tendencias son relativamente claras, pero ¿Qué pasa si Barack Obama gana por un margen tan escueto y se llega a una definición de 136 o 139 votos? ¿Estaremos frente a casos judiciales en todos los estados para la revisión de votos?

Sin lugar a dudas lo que ocurra con la elección presidencial en Estados Unidos será tan complicado como lo acontecido con la última mega tormenta Sandy, por lo que habrá que mantenerse informado de cómo reaccionan los distintos Estados y la forma en que se tomará la victoria por el partido ganador y perdedor.

Agregar comentario