Las comunicaciones corporativas son un desafío para las empresas de hoy, quienes deben entender que de ello depende en gran medida la confianza que generan en el mercado

Comunicación Corporativa
Comunicación Corporativa

La comunicación corporativa puede entenderse como “el enfoque integrado de toda la comunicación producida por una organización, capaz de transportar y acentuar la identidad corporativa a un público objetivo relevante” en términos de Van Riel, quien a su vez cita a Jackson. De esta forma, el mismo autor complementa la idea señalando que se trata de un instrumento de gestión que es capaz de crear una base favorable para las relaciones con un público del cual se depende.

La importancia de la comunicación corporativa es claro, y su función puede dividirse en una faceta interna y externa, siendo la primera de éstas aquella que entrega certidumbre a los trabajadores, los motiva y mantiene bien informados respecto de lo que está ocurriendo con la compañía, los logros que se obtienen y las nuevas perspectivas. Por su parte, la faceta externa informa al resto de la comunidad que con ella se desenvuelve en torno a lo que ocurre, dónde apunta y qué visión tiene del mercado en el que se aboca.

Entendiendo así la comunicación corporativa, la utilización de Internet significa una instancia obligada para cualquier corporación respetable, pues el funcionamiento del mercado obliga a las distintas empresas a interactuar en una red más cohesionada, seria y profesional que nunca, incorporando desafíos y obteniendo chances de llegar a un mercado mucho más global del que se pensaba hace algunos años atrás.

Hace poco tiempo, los directores de comunicación para Latinoamérica de Google Inc., Alberto Arébalos, y de Microsoft Corporation, Leonardo Ortiz-Villacorta, hicieron una exposición donde tratan el tema de las herramientas que entrega Internet a la comunicación corporativa y la correcta forma de conseguir una estrategia comunicativa que las incluya. En términos generales, Internet es visto como una gran red social que es capaz de ser explotada eficientemente con la incorporación y manejo del llamado “Social Media”, quien representa el espíritu intrínseco de la Web 2.0.

Conocer el rol que juegan los medios sociales en una correcta estrategia de comunicación corporativa, es esencial a la hora de conseguir buenos resultados toda vez que Internet ha reescrito las relaciones públicas y el mercadeo en el último tiempo. Una cantidad cercana a los 2 mil millones de usuarios son los que participan en la red, aportando con contenido de una u otra forma y propiciando nuevos espacios para plasmar una “voz” de aquellas personas que ya no tienen que utilizar medios burocráticos tradicionales para exponer lo que piensan sobre un tema determinado, sino que se comunican e interactúan con la propia comunidad directamente desde un “blog”, una magazine o las redes sociales conocidas como Facebook, Twitter, entre otras.

Si bien es cierto importa en gran medida la información que llega a comunicarse al resto del mundo respecto de la empresa, con el acceso a un público tan masivo es primordial analizar el impacto que tiene aquello que se comunica y no cuidar sólo las formas. Hoy, según los datos entregados por Ortiz-Villacorta en la exposición, un 14% de las personas cree en la publicidad, mientras que el porcentaje restante sigue confiando en las recomendaciones, la pregunta que nos queda por hacer es ¿Puede la empresa de hoy comunicarse con ambos segmentos?

El uso de las ya clásicas redes sociales en las comunicaciones corporativas es importante, pero más que ello es el poseer una clara estrategia de comunicación, ya que a partir de ésta se pueden luego afinar los tonos y los canales adecuados para conseguir mejores resultados.

Agregar comentario