Fracaso empresarial

Crear una empresa quizá sea difícil, pero de lo que sí estamos seguros es que es más complicado que esta sobreviva en el competitivo mundo de las “empresas”. Conozca algunas de las razones más comunes del por qué fracasa una empresa. Quizá está a tiempo de salvar la suya.

1

No investigan el mercado

Existe algo que se llama “estudio de mercado”, el que como su nombre lo dice estudia las necesidades del mercado y del público. Antes de aventurarse a realizar una empresa realice un estudio de esta clase, así sabrá si su producto o servicio es necesario y en qué medida; además de otros detalles técnicos que a la larga son muy importantes.

2

No evalúa la competencia

Casi siempre los “nuevos empresarios” se ocupan más de su empresa que la de su competencia, sin saber que están importante saber de los demás que de la propia. Antes de iniciar una empresa sepa quienes son sus competidores y todos los detalles al respecto.

3

No conocen en mercado

Este punto va muy ligado con el primero de nuestra lista (No investigan el mercado). Por más que tengamos el mejor producto o servicio, el éxito de este dependerá del comportamiento del mercado y sus necesidades. Empápese de toda la información del mercado en donde planea realizar su empresa.

4

No saber usar los préstamos

La mayoría de las nuevas empresas nacen con capital prestado. Pero lamentablemente casi siempres es mal distribuido y manejado. Antes de realizar algún gasto con el préstamo, planifique muy bien que va hacer con su dinero y destínelo con precaución y sensatez.

5

No reinvierten

Si la empresa empieza a caminar y obtener frutos, no destine las ganancias a nada que no sea la reinversión, así su empresa seguirá creciendo y se fortalecerá cada vez más. Nunca demuestre conformidad.

6

No hay control

La buena administración de un empresa dependerá del dueño de la misma, si no existe control la empresa lo más probable es que se vaya a pique tarde o temprano, incluso así esté ganando. Tener todos los puntos importantes de la empresa bajo control es muy importante, nunca descuide el más mínimo detalle de su empresa.

7

No escuchan a los clientes

Dicen que “el cliente siempre tiene la razón”, quizá no sea tan cierto , pero algo de razón llevan. Sus clientes son fundamentales para la mantención y crecimiento de su empresa, nunca los subestime ni los tome a la ligera. Recuerde que sin ellos ninguna empresa camina.

8

No innovan

Hacer una buena empresa es difícil, mantenerla aún más. Para ello debe marcar la diferencia entre usted y sus competidores. Para ello debe innovar, dar un plus y ser arriesgado. No se quede en lo mismo de los demás, en la innovación está la “diferencia”.

Puntaje: