La Unión Europea anunció el día martes el comienzo de una investigación que intentará meterse en el corazón de la compañía Google, a fin de buscar un cierto equilibrio en el funcionamiento de Internet.

La duda que motivó la investigación es si Google intenta acabar con la competencia brindando resultados de búsqueda a favor de sus servicios y en contra de sus rivales.

Se sabe que en la actualidad funcionan otros buscadores tales como Bing de Microsoft o Yahoo Inc., aunque de acuerdo a las estadísticas, Google procesa 2 de 3 solicitudes de búsqueda. Por esto, resulta fundamental conocer como funcionan los motores de búsqueda de Google, dado que de esto depende el posicionamiento y éxito de los sitios web y blogs de infinidad de compañías.

La grande de Internet ya se vio afectada por el inicio de la investigación: hoy cayeron sus acciones como desde julio que no sucedía, se podrían complicar sus planes de próxima expansión y lo peor del caso es que tal vez Google tendría que dar a conocer información acerca de los algoritmos que determinan los resultados de búsqueda.

Se trata de información super secreta que la compañía cuida celosamente desde sus inicios, aunque si la Comisión Europea lo exigiera, debería divulgarla. Claro que dicha información seguramente permanecería en secreto, respetando un acuerdo de confidencialidad entre los investigadores y Google.

En caso de que la compañía actuara de forma ilegal, es decir, si compitiera en el mercado de manera desleal, podría tener que afrontar gastos millonarios para subsanar lo hecho.

Por su parte, Google declaró que intentará responder acabadamente a todas las preguntas que le realicen.

Puntaje: