Foto de Vilma Garcia

Aprenda a chequear los informes de crédito

Iniciar y mantener un buen historial es fundamental para acceder a nuevas oportunidades de financiamiento. Conozca todo lo relativo a la información que los prestamistas manejan sobre sus cuentas
Aprenda a chequear los informes de crédito

Un mal crédito puede traer consecuencias nefastas para la economía y los proyectos personales, desde desfavorables tasas de interés cuando se solicita un préstamo para la compra del automóvil, una hipoteca o un préstamo estudiantil, hasta la imposibilidad de acceder al bloque de apartamentos con el que se ha soñado, o perder el trabajo ideal. Por eso es importante conocer lo esencial del informe de crédito y la correspondiente puntuación, las acciones que hacen subir o bajar la calificación y los servicios que ayudan a establecer un buen control.

Este informe es un resumen del historial de pagos de un préstamo, así como de las cuentas nuevas y cerradas, facturas pendientes, facturas pagadas con atraso y demás actividades. Todo lo relativo a las tarjetas de crédito o créditos hipotecarios, también se reflejan allí, y la información en conjunto, es la base para la calificación crediticia. El puntaje es un número de 3 dígitos entre 300 y 850 calculado a partir de una fórmula conocida como FICO (Fair Isaac), diseñada para evaluar la solvencia.

Conozca quiénes y cómo elaboran los informes crediticios

Las tres principales agencias de informes crediticios son Equifax Inc., Experian PLC y TransUnión, las cuales aplican la citada fórmula y los datos personales de manera diferente, lo que hace que la puntuación varíe según la agencia emisora del informe al que acceden los prestamistas cuando se hace una solicitud.

Estos son los principales puntos que incluye un informe crediticio:

Historial de pago

Registra la forma de pago de las tarjetas, préstamos estudiantiles, hipotecas, servicios públicos, y cualquier otra cuenta que se tenga pendiente, si los pagos han sido hechos a la fecha de vencimiento, o con atrasos. Los prestamistas por lo general solicitan el informe de las tres agencias, por lo que la única manera de obtener buenas referencias es pagando a tiempo.

Cantidades adeudadas

Es el desglose de los saldos acreedores y la comparación con los límites de montos permitidos. Si las cifras están al máximo, son perjudiciales para el informe.

Años de crédito

Es el historial cronológico del cliente, mientras más antiguo mejor, pues los prestamistas pueden medir con mayor precisión la capacidad de reembolso. Desafortunadamente la fórmula empleada perjudica a los prestatarios que no tienen un historial detallado.

Nuevos créditos

Refleja las últimas cuentas abiertas y las consultas de los prestamistas.

Tipos de créditos

Detalla las cuentas, si son préstamos estudiantiles, para automóviles, hipotecas, tarjetas de crédito, y cualquier otra cuenta activa o cerrada.

Cómo influyen las puntaciones

El aumento de las puntuaciones de créditos equivale a las tasas de interés. Los expertos indican que puntajes por encima de 720 garantiza tasas óptimas. Hay que tratar de aumentar el puntaje antes de solicitar un crédito. Pero este no es único aspecto que los prestamistas analizan a la hora de estudiar una solicitud. También toman en cuenta el historial de empleo, los ingresos mensuales, las cargas familiares y otros factores.

Riesgos para los informes

Aparte del uso y manejo que se da a un préstamo, existen otras amenazas que atentan contra un buen récord, como los robos de identidad o los fraudes con tarjetas, al punto que las agencias crediticias promueven el uso de productos y servicios para proteger las cuentas, pero no son suficientes ante el hecho más grave de todos como es el robo de identidad, sin embargo, pueden ayudar a detectar el problema y detenerlo a tiempo.

También puede tomar medidas guiandose por el sentido común como proteger sus cuentas en línea, o eliminar documentos sensibles al fraude; en todo caso es bueno saber que se tiene el poder para controlar la situación sin tener que pagar para que otros lo hagan.

Para mantener un buen record crediticio, aplique medidas simples como:

  • Limitar el uso de las tarjetas de crédito
  • Establecer pagos automáticos para garantiza los abonos a tiempo
  • Evitar gastos excesivos
  • Llevar un buen control de los pagos pendientes
  • Mantener el récord durante años para conformar un buen historial
  • Solicitar el informe de crédito anual al que se tiene derecho por ley
  • Revisar cuidadosamente y notificar a la agencia emisora en caso de errores
Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.