Reforma Financiera
Reforma Financiera Estados Unidos

Pasados dos años de la hecatombe financiera que destrozó a Wall Street y gran parte del mundo, este miércoles se aprobó en la Cámara de Representantes la reforma de las leyes financieras.

La reforma de las leyes financieras en Estados Unidos ha pasado una valla más al ser aprobada por la Cámara de Representantes el miércoles 30 de Junio, permitiendo al Gobierno un control mucho más exhaustivo de las casas de ahorro grandes y pequeñas en todo el territorio.

Llega el 4 de Julio y la celebración del día de la independencia de Estados Unidos no tendrá en su discurso la reforma financiera con total aprobación, pues ha habido reservas por parte del Senado y su aprobación quedará en vilo hasta mediados del mismo mes, cuestión que mantiene al presidente Barack Obama totalmente expectante de lo que pueda suceder en una gran reforma.

La batalla por obtener votos de parte de la oposición, intentó ganar la confianza y obtener el quórum suficiente con el retiro del impuesto a grandes entidades bancarias y fondos de riesgos por $19,000 millones, pero así y todo no fue suficiente. Obama ha levantado al pueblo estadounidense mediante la proclama que llama “una victoria de todos los afectados” a la aprobación de la cámara baja, pero aún no se puede cantar victoria y se tiene que esperar a ver si los republicanos aceptan esta propuesta o se siguen empeñando en detener la propuesta financiera.

Según los detalles entregados por Obama, esta reforma financiera a gran escala, permite impedir una nueva crisis de la misma envergadura, así como también añade una cuota más importante de responsabilidad a todas las entidades financieras, sin discriminación.

La modificación financiera es valorada como la más importante que ha existido, pues con 2.000 páginas de proyecto, somete a revisión todas las transacciones que se realicen, desde compras en supermercados hasta las mega transacciones de instrumentos financieros (derivados), todo esto para evitar cualquier indicio de crisis, aunque algunos ya ven en la iniciativa señales de control económico a niveles insospechados.

¿Por qué se oponen los republicanos?

La negativa republicana no es casual, pues encuentra sus argumentos en el excesivo poder que se conceden a los mismos reguladores que nada pudieron hacer contra la crisis económica recién ocurrida. Otra de las quejas representadas fue la de no imponer restricciones a Fannie Mac y Freddie Mac, cuales fueron dos firmas hipotecarias que participaron activamente en la consecución de los desastrosos efectos que tuvo el entregar préstamos bajo prácticas más que cuestionables.

Según Eric Cantor, exponente republicano de la Cámara de Representantes, esta reforma no es más que un ataque a la conformación de capitales en Estados Unidos, argumento que no parece tan descabellado al examinar superficialmente la postura de la reforma.

Puntaje: