Reforma del Sistema Financiero Norteamericano

El presidente estadounidense Barack Obama propuso este miércoles 17 de junio una reforma de la regulación financiera, calificada como la más grande desde la Gran Depresión de la década de los ´30.

El principal objetivo es atacar las debilidades del sistema financiero estadounidense, reforzando los controles gubernamentales sobre el mismo.

La Casa Blanca hizo pública declaraciones en las que Barack Obama aseguró tener opciones para afrontar la crisis, disponiendo para ello de los recursos de su administración, para afrontar una reforma del sistema financiero, a una escala sin precedentes en los últimos 70 años.

Los 5 puntos más importantes de la reforma de regulación son:

Reforzar el control de las sociedades financieras
Proteger a los consumidores,
Regular la infraestructura de los mercados
Generar capacidad en el Estado para enfrentar eficazmente una crisis financiera
Atender normas internacionales y de cooperación.

Para ello se prevé que el gobierno estadounidense anuncie:

• La creación de un consejo para vigilancia de los servicios financieros presidido por el Tesoro, cuya función será evaluar todo tipo de riesgos que amenacen al sistema y coordinar la acción de los diversos órganos regulatorios.

• Colocar bajo la supervisión de la Reserva Federal (Banco Central), a las instituciones financieras más grandes del país, como único órgano regulador debido a que la quiebra de cualquiera de estas instituciones ocasionarían un gran daño al sistema económico del país.

• Rediseñar el nivel de reservas que deberán tener todas las instituciones financieras, poniendo mayor énfasis en las más importantes, con el fin de asegurar la estabilidad del sistema.

La regulación de los mercados, que se llevará a cabo mediante la registración ante ente regulador, de los fondos especulativos (los cuales, actualmente, no son controlados por las autoridades), que se espera se aplicará a partir de un cierto monto de activos administrados.

• La creación de una agencia encargada de supervisar exclusivamente los créditos de consumo y los créditos inmobiliarios, para protección de los consumidores.

• La promulgación de normas para la transformación de activos financieros en títulos (titulización), y así evitar que los emisores descarguen riesgos sobre el sistema. Ya que la titulización es en gran parte responsable del agravado crecimiento de los créditos inmobiliarios a riesgo, que provocaron la crisis actual.

• Imponer a los productos derivados de títulos de deuda que se negocien por medio de estructuras centralizadas de compensación y no por acuerdo reciproco, como actualmente.

El presidente Obama declaró que el plan será presentado el martes próximo a los legisladores y que pretende que éstos aprueben el nuevo régimen regulatorio antes de fin de año.

Ante declaraciones del bloque republicano, Obama recordó que en los últimos años se multiplicaron los instrumentos financieros de elevada complejidad cuyo objetivo era distribuir el riesgo, pero que en realidad no hicieron más que concentrarlo. Y concluyó: "Ha llegado el momento de que eso cambie".

Agregar comentario