El experto en psicología organizacional Bob Sutton, aseguró que la actuación de algunos de los mineros chilenos que vivieron la reciente odisea de quedar atrapaos en una mina, es digna de estudios para efectos de liderazgo.

Sutton aseguró: “Estoy muy obsesionado con las historias de sentirse bien de los mineros, y estoy especialmente interesado en el liderazgo competente y compasivo de Luis Urzúa”. Sutton es autor del libro Buen jefe/Mal jefe.

Un verdadero ejemplo

Luis Urzúa fue el último minero en salir a la superficie, y como el resto de sus compañeros, se presentó ante el presidente Sebastián Piñera, asegurando que “un cambio de 70 días es un cambio muy largo, los primeros días fueron los más difíciles”, a lo que el presidente Piñera contestó que el trabajador había actuado como un buen jefe, recibiendo su turno, “tal era la parte simbólica de la responsabilidad”, puntualizó.

Liderazgos contrapuestos

Respecto de Sutton, el psicólogo tiene un punto de vista cercano a la fascinación por la forma de proceder de Urzúa, que fue según algunos estudios, la conducta a seguir por los jefes en momentos de tensión dentro de las organizaciones, en contraposición a otro planteamiento que promueve el liderazgo feroz, concebido para muchos como la única manera de alcanzar el éxito actualmente en el mundo empresarial.

En tiempos de crisis y temores; la comprensión, el control y la compasión, son algunos de los elementos necesarios para un correcto ejercicio del liderazgo. Por estas razones, la experiencia de los mineros debe ser aprovechada para estudiar las reacciones y consecuencias, enfocadas a la gestión de liderazgo organizacional.

Puntaje: