Subrogación hipotecaria
Subrogación hipotecaria
flickr.com

Analizar el concepto de subrogación hipotecaria en los tiempos que se viven actualmente es de sumo interés para su capacidad de ahorro.

No es únicamente que la subrogación se haya transformado en el mejor instrumento financiero para ahorrar dinero en la cuota de su crédito hipotecario, sino que debido a la restricción del crédito, la subrogación hipotecaria se consolida como una de las mejores fórmulas de obtención de liquidez.

¿Qué es la subrogación hipotecaria?

Subrogación es un término que se emplea como sinónimo de sustitución. En términos de créditos hipotecarios, una subrogación hipotecaria es un instrumento financiero que permite el traslado de su crédito hipotecario de una entidad a otra.

Tipos de subrogaciones

Existen dos tipos de subrogaciones hipotecarias.

  1. Subrogación del deudor: Que se define como aquellas hipotecas en las que lo que cambia es el titular. Esta situación se produce en la compraventa de viviendas entre particulares o entre un particular y una inmobiliaria. Generalmente, el comprador asume la deuda constituida del vendedor con su entidad financiera como parte del pago y posteriormente, decide su traslado a otra entidad que le ofrezca una hipoteca en condiciones más ventajosas
  2. Subrogación del acreedor: En este tipo de subrogaciones no intervienen distintos titulares, sino que la sustitución se centra en las entidades que gestionan el crédito hipotecario. Esta fórmula se implantó para fomentar la competencia entre entidades y contempla el traslado de un crédito hipotecario a otra entidad que conceda condiciones financieras más ventajosas relacionadas, principalmente, con la tasa de interés

Para explicar el procedimiento a seguir si está pensando subrogar su hipoteca de una entidad a otra, es necesario conocer otro concepto financiero íntimamente relacionado; la novación hipotecaria.

¿Qué es una novación hipotecaria?

Se define por novación hipotecaria cualquier modificación que afecte a las condiciones del crédito hipotecario. Los ítems afectados son:

  1. Plazo de amortización
  2. Capital financiado
  3. Tipo de interés

Para realizar una subrogación hipotecaria será necesaria la concordancia de dos factores principales.

La decisión del titular de trasladar su préstamo hipotecario a otra entidad y la decisión de la entidad actual de dejar que se produzca el traslado.

Generalmente, las entidades bancarias suelen igualar las condiciones que le hayan ofrecido en la otra entidad financiera, esto se produce para mantener los niveles de captación y fidelización de los clientes.

No se debe olvidar que un crédito hipotecario lleva el salario vinculado y éste, supone la utilización de productos financieros complementarios, cheques, tarjetas bancarias, etc. es por este motivo, que las entidades igualan las ofertas de otros bancos para mantener el poder sobre la hipoteca. A este escenario se le conoce como enervar un préstamo hipotecario y, para hacerse efectivo, se deben consignar las nuevas condiciones del crédito hipotecario en una oferta vinculante que establezca las características financieras del préstamo y su fecha máxima de aplicación de las mismas.

Ventajas de la subrogación hipotecaria

Si bien es cierto que la subrogación hipotecaria lleva aparejados una serie de gastos extraordinarios, es bien cierto también que, durante la feroz batalla por la captación de clientes en la que se ha incluido los sistemas financieros, es cada vez más frecuente encontrar propuestas en las que las entidades bonifican a los clientes con los gastos inherentes a la subrogación.

Es conveniente destacar que la reducción de la cuota mensual y la rebaja en las tasas de interés, así como una exención de comisiones por operaciones diversas inherentes a la gestión de la hipoteca, son las principales ventajas de ésta fórmula financiera.

Conclusiones, la subrogación hipotecaria un aliado de sus ahorros

Técnicamente la subrogación hipotecaria es la única fórmula en el momento actual a través de la que se puede lograr una reducción del pago mensual de su hipoteca lo que, inmediatamente, incrementará su liquidez y por lo tanto, su capacidad de ahorro.

Puntaje: