Consejos para vender su casa

La exceisva oferta en el mercado de bienes raíces, hace cada vez más difícil vender un inmueble en el tiempo y precio deseados. Para que su negocio se agilice y aumente las posibilidades de cerrar con éxito la venta de su casa, le presentamos algunas recomendaciones.

Antes de publicar su aviso de venta

Tome en cuenta que es muy probable que no encuentre a quien le pague el monto exacto que espera recibir, en virtud de lo cual debe determinar con antelación la cifra mínima que aceptará. Si un posible comprador nota que usted está inseguro, tratará de aprovecharse y ofrecer la menor cantidad posible. Ponga un límite razonable y manténgase firme, no se trata tampoco de regalar lo que seguramente le tomó años construir.

Colóquese en el lugar del comprador ¿Usted compraría una casa que tiene que reparar? ¿Alcanzará el presupuesto para ello? Si la respuesta es no, haga una lista de todas las cosas que necesitan ser reparadas, y abóquese a solucionar estos aspectos lo antes posible, muchas veces es allí, en los detalles dónde se pierde la venta.

Consejos prácticos

  1. Incluya en los avisos de venta información relevante sobre la casa, ventajas y privilegios que posee, información de contacto por todos los medios posibles, y unas cuantas fotos de los mejores ángulos. Ante varios avisos, las personas escogerán solo aquellos que pueden apreciar antes de molestarse en ir a un sitio, sin la menor idea de lo que van a encontrar
  2. Si sube un aviso a Internet, agregue el plano, con los programas especialmente diseñados que facilitan la ubicación precisa vista en detalles y a gran escala
  3. Cuide el aspecto exterior: verifique que el número que identifica la casa esté visible, si puede, cámbielo por uno nuevo, más moderno y llamativo, para que las personas lleguen fácilmente, evalúe el estado de la pintura, si el jardín y el césped se ven cuidados, cómo se ve el piso de la entrada y las ventanas, los canales para el agua de lluvia, y si la iluminación está en buenas condiciones (lámparas de entrada, faroles y alumbrado público)
  4. En el interior la imagen debe estar en armonía con el exterior, una sala impecable e iluminada, cómoda pero no recargada, favorecen la buena impresión. Por el contrario, los ambientes oscuros, cerrados y abarrotados de objetos, harán que la casa se perciba más pequeña y causaran un efecto negativo en los visitantes
  5. Cuando una persona sale a ver casas para comprar, apela a su imaginación para modificar los ambientes que observa. Es bueno pintar el interior con uno o dos colores neutros como máximo, tapando colores brillantes, murales y otros decorados personales, que impidan que el comprador se “imagine” en su casa. Un pared chillona o con colores escandalosos, puede correr a más de un comprador
  6. No invierta en cosas nuevas como alfombras o cortinas, simplemente limpie o mande a limpiar las que tiene, pues es muy difícil que pueda adivinar lo que le gusta a otras personas, y lo más probable es que de hacer ese gasto, a los compradores no les guste o tengan otra idea en mente
  7. Las personas que fuman o tienen mascotas, se acostumbran a los olores de tal manera, que sencillamente no los perciben, pero las demás personas sí, y a la mayoría les desagrada. Si es fumador, ármese de aerosoles especiales que aminoren el olor a cigarrillos, y en la medida de lo posible, no fume en el interior de la vivienda.
  8. Dos espacios son fundamentales para los compradores: los baños y la cocina. En estas piezas debe esmerarse con la limpieza y la sustitución de accesorios dañados. Desmanche las tinas, los azulejos y los gabinetes. Observe que las llaves no goteen, que los inodoros funcionen a la perfección y estén inmaculados.

    En general, mantenga la casa ordenada y limpia, si no puede desocuparla antes de vender, esté preparado para que personas extrañas revisen todos los espacios y rincones del hogar, y pida un precio que se ajuste a lo que ofrece.

Puntaje: