Narcotráfico
Narcotráfico - Amenaza del narcotráfico a la prensa en México

La criminalidad organizada ha llegado a niveles insospechados en México, los Narcos han secuestrado a cuatro periodistas en Durango y exigen dominio sobre los medios de prensa, intentando con ello desvirtuar la información a la que el público puede acceder. Hasta el momento sólo se habían visto atentados a nivel local en distintos lugares, pero esto rebasó todos los límites.

El problema es grave, ya que de las llamadas típicas que solicitaban quitar de los medios una determinada noticia, a intentar influir en la línea editorial de grandes compañías de información como Televisa o Milenio TV es otra cosa. El secuestro de los periodistas ocurrió el martes pasado, momento en el que cubrían la noticia del arresto de la directora del recinto penitenciario que permitía a los reos salir en la noche para eliminar a miembros de carteles enemigos.

La modalidad de exhibición de las demandas involucró a Internet, donde se publicaron diferentes videos que mostraban la corrupción de ciertas autoridades en torno a masacres ocurridas en bares con un total de al menos 30 personas muertas.

Darío Ramírez, director de la ONG pro libertad de prensa para México y Centroamérica, señaló que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), cometió un error al emitir un boletín mientras las demás agencias guardaban silencio, pues no conversó con nadie y publicó información falsa, poniendo en riesgo innecesario a los periodistas secuestrados. Agregó luego que el dilema está en preguntarse si vale la pena arriesgar la vida de unos hombres por el afán de sacar una determinada información sin importar costos o consecuencias.

Todos están de acuerdo en que la publicación realizada por CNDH fue irresponsable y totalmente displicente para con la vida de los secuestrados, sobre todo por basarse en información general que no aporta nada, sin hablar con el resto de las redacciones involucradas y con una idea bastante limitada de lo que se podía conseguir. Ciro Gómez Leyva, director editorial de Milenio, dejó en claro que “lo último que le importo a CNDH al emitir el boletín, es que los periodistas secuestrados seguían vivos”.

La prensa en México venía deteriorándose desde hace tiempo, los medios de información dejaron atrás el espíritu desinteresado de informar, la corrupción llegó a estratos insospechados y se coló por lugares donde nunca debería primar el dinero o los intereses creados, la distribución de información. Las tiranías y las monarquías tenían la capacidad de manejar las comunicaciones, concentraban el poder y hacían ver lo que querían, igual que los regímenes totalitaristas, pero hoy los narcotraficantes consiguieron lo que nadie consiguió en la historia, dominar en democracia y sin poder político, manejar los medios a punta de incentivos económicos, amenazas y un plan bien urdido… México se hunde entre droga, pistola y crimen organizado.

El secuestro del ex candidato presidencial Diego Fernández fue un hito importante que no se borrará de la memoria nunca, pues demostró lo que eran capaces de hacer y hasta donde podían llegar estas organizaciones dedicadas al crimen. Por otra parte, las fotografías de periodistas con jefes del narcotráfico, no son precisamente como para hacer la nota del año, sino algo deplorable y triste para la libertad de información y comunicación.

Puntaje: