En una encuesta realizada a 337 altos ejecutivos, la tendencia a la inversión en el presente año fue abrumadora.

Inversión empresarial
Inversión empresarial

Algunos presidentes ejecutivos se han mostrado muy abiertos a recomenzar las tareas de inversión, luego de haber ahorrado durante todo el 2009 una cantidad impresionante de dinero. La idea de ahorrar frente a la inestabilidad surtió sus efectos y hoy las empresas disponen de una cantidad de efectivo como pocas veces, amortiguando las turbulencias de un período de cambios financieros y donde claramente la poca inversión estancó el crecimiento en Estados Unidos.

La Reserva Federal informó que en Marzo del 2010, las empresas tenían un capital líquido aproximado de 1,84 billones de dólares, lo que significa un alza del 26% respecto de los índices anteriores. Otro punto destacable es el tipo de inversión que se pudo apreciar en las compañías, donde el 43% correspondía a las de corto plazo y en efectivo, estadística que contrasta con la que se tenía de los seis meses anteriores(1).

La disposición de grandes sumas de dinero entrega poder y posibilidades, por ello las grandes compañías hoy quieren comenzar a invertir, para rentabilizar el capital conseguido y aprovechar las buenas ofertas que aparecen en el mercado por la tendencia a la recuperación del mercado y la industria. Un claro ejemplo de la nueva capacidad económica de las empresas en el 2010, está en la editorial holandesa Wolters Kluwer NV, que al 31 de Diciembre del 2009 ya tenía $530 millones, mucho más que los $345 millones del período anterior.

La venta fue cuidadosa el 2009, ya que con la baja en las finanzas de todo el mundo, se supuso un valor promedio arriesgado para los capitales empresariales, no obstante hoy las cosas han cambiado y con ello lo han hecho los precios, según Nancy McKinstry – presidenta ejecutiva de Wolters Kluwer. Algunas de las inversiones que se buscan hacer, por lo menos en la editorial holandesa, son de $100 ó $200 millones más la búsqueda de empresas especializadas en software tributarios, contables y médicos.

Otro ejemplo de las nuevas inversiones que comenzaran a llevarse a cabo lo entrega Pep Boys-Manny, los que extenderán su red de venta de neumáticos y servicios para automóviles. Aunque en el 2009 se inauguraron 20 centros nuevos en Estados Unidos, este año harán lo mismo, pero con 40 nuevas sucursales. Según su presidente ejecutivo, Mark Odell, las nuevas instalaciones encontraron un incentivo en la baja de los arriendos inmobiliarios.

Aunque no todas las empresas piensan en reinvertir lo ahorrado, las que no están dispuestas a hacerlo argumentan que el ahorro sirve para afrontar con mayor seguridad los períodos de inestabilidad económica.


(1) Los datos fueron recabados en una encuesta a 337 altos ejecutivos por la Asociación para Profesionales Financieros.

Agregar comentario